Posts Tagged ‘WGC’

McIlroy, imbatible y No. 1 del mundo.

4 agosto, 2014 Sin Comentarios

Cuando la lluvia se detuvo, las nubes se abrieron y se fue la ambulancia que llevaba a Tiger Woods después de abandonar en el hoyo nueve (dolor de espalda), la etapa final del World Golf Championship en el Firestone Country Club se despejó por lo que las estrellas podrían ser alineadas y los números apropiados para su debido lugar.

Rory McIlroy en primer lugar, porque está de regreso para dominar el mundo del golf actual.
Sergio García, segundo, porque ... bueno, eso parece ser donde él está atrapado en este verano de excelente golf, pero no lo suficientemente bueno del todo.
No pudo borrar la ventaja de siete golpes y alcanzar a McIlroy en la ronda final del Open Championship de hace unas semanas, García fue igualmente incapaz de mantener sus tres golpes de ventaja que había logrado luego de 54 hoyos sobre el tremendo jugador de 25 años de Irlanda del Norte en el WGC-Bridgestone Invitational. De hecho, nunca, tal vez, se evaporó tan rápidamente esa ventaja como lo hizo en el húmedo domingo luego de las fuertes lluvias de la mañana.

Todo sucedió en un 1-2-3: McIlroy embocó putts para birdies de 4, 26, y 8 pies en los tres primeros hoyos, respectivamente, y aceptó de buen grado un bogey por García en la tercero. Así que cuando llegaron al tee del hoyo cuatro el leaderboard había sido puesta al revés. McIlroy en -14 , aventajaba a García por uno. "Me dió un poco de una vergüenza", dijo García.
Algunos discrepan respetuosamente. Más exactamente, era un resultado predecible.
Eso no significaba que una acusación al español, que está en medio del mejor momento en su carrera de 16 años. Pero haber desperdiciado sus rondas de 68-61-67 y aprovechar su ventaja sobre McIlroy, García podría haber sido en realidad un perdedor al iniciar la ronda final. Eso es un testimonio de lo absolutamente impecable que McIlroy parece estar jugando en estos días y el inicio explosivo era indicativo de lo que ha estado tirando durante todo el verano en el hemisferio norte.
Cuando puso su tiro de salida a 7 pies en el quinto hoyo de 211 yardas, McIlroy consiguió su cuarto birdie, una ventaja de dos golpes, y la posibilidad de un cierre de 66 (-4). Ello se tradujo en 265 golpes (-15) que lo ubicó exactamente dónde estaba hace unas semanas en Hoylake, Inglaterra -dos golpes de ventaja sobre García (71) al final del torneo.
No importa el lugar;  no es más que un telón de fondo intercambiable a lo que se ha convertido en la historia de la firma del PGA Tour para este verano de 2014. McIlroy y García son un duo maravilloso de golf y si Paul McGinley se inclina por ellos en la Copa Ryder en seis semanas en Gleneagles, qué alegría sería ver McIlroy y García juntos.
Son un dúo maravilloso y si Paul McGinley es tan inclinado a un par de ellos en Gleneagles en seis semanas, qué alegría sería ver McIlroy y García juegan en tándem en la Copa Ryder.
Pero mientras tanto, los torneos del PGA Tour son de juego por golpes individuales- la pareja McIlroy-García ofrece suspenso y un golf extraordinario.

McIlroy está solo en “la zona” en estos días, y García no debe molestarse, ni sentirse solo. Él tiene mucha compañía, porque los demás son impotentes cuando se trata de intervenir en esta historia de Holywood. Ganador tres veces en seis torneos desde que anunció la ruptura de su compromiso con Caroline Wozniacki, y cada uno puede leer en eso lo que quiera, McIlroy esta calentando sus músculos en los grandes escenarios. Sus antecedentes de ocho victorias en el PGA Tour incluyen tres “Majors”, dos playoffs de la FedEx Cup y un World Golf Championship.

¿Quiere más? McIlroy vuelve al Nº 1 del mundo, su quinta visita a ese lugar y la primera desde el 24 de marzo de 2013.

Necesidad de ganar, para ser el mejor del ranking, McIlroy se puso en posición de hacer su parte al hacer lo que había hecho el viernes también. Birdies en cada uno de los tres primeros hoyos. Pero necesitaba que el Nº 1, Adam Scott, finalizara fuera de los cinco primeros. Bueno, eso no estaba en las manos de McIlroy, aunque Scott (71) cooperó descuidando los últimos nueve hoyos y terminó octavo y cayó al puesto No. 2.
"Eso suena muy bien, realmente", dijo McIlroy, cuando fue presentado en su conferencia de prensa como el número 1 del mundo.
Menos exótico es ser subcampeón, pero que es donde García se encuentra actualmente estancado, después de haber terminado segundo en cada una de sus últimas tres salidas - en el US Open, el Open Championship, y el Bridgestone.
"Desafortunadamente, no pude conseguirlo", dijo García. "Obviamente, me afectó hacer un par de malos putts al principio y perdí un poco de confianza."
Después de haber hecho 16 birdies en tres días, el español hizo sólo uno. Llegó en el noveno hoyo, un putt de 15 pies, y alcanzó la punta, pero sólo hasta que McIlroy retomó el liderato en el 11ª, haciéndolo de una manera que manifestaba su actual dominio. "Mentalmente, estoy muy fuerte", dijo McIlroy.
También estaba pegando con tremenda potencia como lo demostró con su salida de 318 yardas en el 11. Se dejó 93 yardas, un tiro que pegó a 8 pies de la bandera y cuando lo embocó se adelantaba por uno. Cuando el liderato aumentó a dos en el 15 (García se quedó corto e hizo bogey) estaba casi terminado, sobre todo con la agresiva manera de McIlroy de mantener la presión con sus salidas -292 yardas y par en el 16, 319 yardas e hizo par en el 17, 328 yardas y par en el 18.

"Fue agradable de ver, la forma en que estaba golpeando la pelota", dijo García, y de hecho lo era. McIlroy, en forma, ofrece un hermoso espectáculo, una mezcla tal de potencia (lideró el promedio de distancia de salidas con 334,8), precisión (empató el primer puesto en Green alcanzados, 57), y toque (séptimo en golpes ganados con el putter) demostrando a sus competidores que está decidido a mantener el ritmo.

"Esa es la cosa más agradable de esta semana, no pensar en lo que pasó en Hoylake. Seguir adelante ", dijo McIlroy, su semana de 21 birdies, cuatro bogeys y un doble le ha ganado $ 1,53 millones además del primer puesto del ranking mundial.
"Eso es lo que tengo que hacer después de esto, también. Voy a tener un buen festejo esta noche. Yo celebro con mi padre (y manager y caddie), pero tengo un “Major” la próxima semana y que quiero ganar desesperadamente ".
Si eso suena como que todo el mundo estará jugando por el segundo lugar en Valhalla, García ya está avisado. Su posición está en peligro.

Justin Rose ganó en un final dramático en el Doral. Woods se lesiona.

14 marzo, 2012 Sin Comentarios

Justin Rose esperaba un momento como este, posando en el ‘green’ del hoyo 18 del famoso TPC Blue Monster en el Doral con el trofeo de un World Golf Championship en sus manos. El jugador inglés hizo una ronda final de 70 golpes (-2), un ‘score’ que para él no parecía lo suficientemente bueno para ganar, y se quedó con el título del Cadillac Championship 2012 con un golpe de ventaja sobre Bubba Watson, en un evento que tuvo todo el drama posible.
Primero, Rory McIlroy amenazó desde atrás, pasando de estar a ocho golpes del primer lugar a uno solo de diferencia cerca del final del torneo. Luego, Tiger Woods abandonó el juego de forma sorpresiva, retirándose cojo luego de 11 hoyos con un dolor en su tendón de Aquiles, el mismo que le causó la ausencia en dos campeonatos ‘major’ el año pasado y que ahora amenaza con su Masters 2012.
Finalmente, Watson pasó de un colapso en la primera vuelta, donde perdió el liderato de tres golpes a su favor con el que había comenzado el día, a tener la posibilidad de empatar el primer puesto en el último hoyo, donde pegó un hierro 4 desde unas palmas dejando la bola a nueve pies para un ‘birdie’ que alcanzó a asustar a Rose. Pero el estadounidense falló el ‘putt’ y el inglés, desde el campo de práctica, se quedó con el triunfo en sus manos.

“He estado muy enfocado en ver todo este Florida Swing como un solo cuerpo de trabajo, y no es que estuviera concentrándome en cada torneo a nivel individual”, comentó el nuevo campeón. “De cierta forma sabía que estaba jugando bien, y simplemente debía evitar encontrarme con mis errores y mantenerme pensando de forma positiva, haciendo las cosas por el camino correcto. Tenía el sentimiento de que algo bueno podría suceder. Es verdaderamente especial que esta pequeña belleza esté en mis manos tan temprano en la temporada”, añadió señalando el Gene Sarazen Trophy azul a su lado. “Definitivamente es un sentimiento fantástico, quedo a la expectativa de un año emocionante”.
El drama no solo estuvo presente al tope de la tabla de posiciones. Sergio García envió cuatro bolas al agua en el par 4 del hoyo 3, haciendo un doloroso 12. Paul Casey embocó un hoyo en uno en el par 3 del hoyo 13. Rose tuvo que superar un déficit de tres golpes ante Watson al comienzo del día, y cuando hizo la vuelta, se encontraba a dos del campeón del PGA Championship, Keegan Bradley, quien desperdició su liderato con una vuelta de 41 (+5) en los segundos nueve hoyos del campo.
Pese a toda la conmoción del domingo, Rose nunca se sintió más seguro. El inglés se mantuvo en control con un ‘wedge’ de 52 grados que dejó la bola a cinco pies para ‘birdie’ en el hoyo 14, logrando una ventaja de dos golpes a su favor. Luego cerró con un ‘bogey’ cayendo al ‘bunker’ de atrás en el hoyo 18, no antes de ver su bola quedarse corta de ‘green’ amenazando con rodar hacia el agua, algo que afortunadamente para el nuevo campeón no sucedió.
“Al final todo se redujo a lo que yo pude controlar”, dijo Rose, quien cerró el torneo con 272 golpes (-16) y logró 550 puntos para la FedExCup, además del cheque por 1.4 millones de dólares. “De cierta forma sabía que estaba en el liderato, es complicado ignorar eso. De ahí en adelante, sabía que era cuestión de cerrar bien”.
Para eso también le ayudó Watson, quien no acertó un solo ‘fairway’ en su primera vuelta pero mantuvo sus posibilidades intactas con 39 golpes (+3). Luego se recuperó embocando ‘birdies’ y dándose una oportunidad de entrar en un improbable desempate con un tiro más que destacado, uno de los tantos que pegó esta semana en el Doral. “Ese es el tipo de cosas que Bubba logra”, comentó Rose. “Puede estar en cualquier posición de un hoyo y simplemente pegar un tiro milagroso”.

PGA TOUR/ WGC
WGC Cadillac Championship 2012
Blue Monster en el Doral Resort & Spa
Clasificación final:
.1. Justin Rose (ENG)     272 (69 64 69 70) (-16) golpes
.2. Bubba Watson (USA)     273 (70 62 67 74)
.3. Rory McIlroy (NIR)     274 (73 69 65 67)
.4. Charl Schwartzel (RSA)     275 (68 69 70 68)
.+. Peter Hanson (DEN)     275 (70 65 69 71)
.6. John Senden (AUS)     276 (76 67 68 65)
.+. Luke Donald (ENG)     276 (70 68 69 69)
.8. Bo Van Pelt (USA)     277 (73 65 70 69)
.+. Steve Stricker (USA)     277 (69 70 69 69)
.+. Matt Kuchar (USA)     277 (72 67 66 72)
.+. Keegan Bradley (USA)     277 (69 67 66 75)

La lesión de Tiger Woods, en principio, no sería tan grave y podría jugar la próxima semana en Bay Hill

Tiger Woods dijo el lunes por la noche que su Tendón de Aquiles izquierdo está "ligeramente inflamado" y que mantiene la esperanza de poder jugar la próxima semana en Bay Hill. Woods se retiró del Cadillac Championship en El Doral el domingo después de pegar su golpe de salida en el hoyo 12. "Buenas noticias del doctor esta noche", publicó Woods que en su cuenta de Twitter. "Sólo una pequeña inflamación en el Tendón de Aquiles izquierdo. Puedo volver a pegar bolas al final de la semana y lleno de esperanza para la próxima semana"
Woods está programado para jugar el Arnold Palmer Invitational en Bay Hill, certamen que comienza el 22 de marzo como su último torneo antes del Masters, cita a la que de paso no ha faltado desde 1995. Esta noticia fue recibida con esperanza y expectativa por el PGA Tour, así como por los millones de seguidores alrededor del mundo. El domingo pasado Woods presentó un profundo malestar en su pierna izquierda, el cual se hizo evidente a medida que pasaban los hoyos, llevó al 'Tigre' a marcar su salida de la competencia en el hoyo 12 de El Doral luego de pegar su ‘drive’ a 326 yardas a la mitad del ‘fairway’. “Sentí presión en el Tendón de Aquiles de mi pierna izquierda durante el calentamiento en la mañana y siguió empeorando progresivamente”, sostuvo Woods, que hizo tres ‘bogeys’ y ningún ‘birdie’ durante la ronda final.” Después de pegar mi tiro de salida en el 12 decidí que era necesario retirarme. En el pasado hubiera seguido jugando pero esta vez decidí hacer lo que pensaba que era necesario”, agregó Woods en un comunicado difundido a la prensa.
Su condición prendió las alarmas, en especial tras lo sucedido en los últimos años con su condición física. Woods sufrió su primera lesión del Tendón de Aquiles en el Masters de Augusta del año pasado al tratar de pegar un forzado tiro desde debajo del conocido árbol de Eisenhower en el hoyo 17. Esa semana, culminó en la cuarta posición y un mes más tarde en el Players Championship en Sawgrass se retiró tras apenas nueve hoyos jugadores el primer día. Horas después confesó que él mismo provocó esa situación al tratar de regresar a la competencia antes de tiempo.
Woods, que comenzó la cuarta ronda del Cadillac Championship a ocho golpes del líder Bubba Watson, se perdió cuatro meses de la temporada del año pasado después de sufrir esa lesión, que se catalogó como un grado uno de lesión del ligamento colateral medio de la rodilla izquierda y en el Tendón de Aquiles de esa misma pierna. “En el hoyo 12 hizo un giro que pareció que le causó mucho dolor”, comentó el estadounidense Webb Simpson, que jugó con Woods en la ronda final. “No dijo mucho. Se limitó a decir que había terminado. Parecía que tenía algo de dolor. A lo mejor el talón le estaba molestando, o era algo en el pie. No creo que sea nada grave, pero no hablamos de nada, entonces no estoy seguro de lo que fue realmente”, agregó.
Woods mostró recientemente signos de recuperación al ser tercero en el Australian Open, ganar el Chevron, empatar en la tercera casilla en el Abu Dhabi Championship y luego acabar 15 en el AT&T Pebble Beach National Pro-Am. Para completar, hizo su mejor ronda profesional (62) el último día del Honda Classic para quedar segundo detrás de Rory McIlory.
Sin importar si su imagen de figura está o no recuperada, lo que sí es una verdad irrefutable es que el PGA Tour necesita de Tiger. Su impacto en las audiencias y atracción para los patrocinadores es innegable. Eso lo pudo ver Simpson. “Fue extraño. Pasamos de jugar con una gran cantidad de público a terminar casi solos”. El WGC Cadillac Championship acabó sin necesidad de Woods, con el triunfo de Justin Rose y nuevamente quedó sobre el tapete el hecho que el golf puede sobrevivir sin el californiano. Pero también siempre será mejor tenerlo en competencia. Tiger Woods ya tiene 36 años y su rodilla es cada vez más vieja. Entonces, la preocupación es evidente.