Posts Tagged ‘Angel Cabrera’

Los argentinos Domínguez y Echenique se quedaron con la Bridgestone America’s Golf Cup.

30 octubre, 2014 Sin Comentarios

 

En un final dramático y emocionante el equipo argentino integrado por Emilio Domínguez y Rafael Echenique se quedó con la primera edición de la Bridgestone America's Golf Cup que tuvo lugar en el Olivos Golf Club.
Emilio Domínguez embocó un putt para águila de siete metros en el hoyo 18 que desempató una jornada que mostró una paridad absoluta con la pareja estadounidense de Robert Rohanna y Daniel Mazziotta hasta el último hoyo.
Domínguez y Echenique firmaron nuevamente una tarjeta sin errores y el 62 de este domingo les permitió  totalizar 246 golpes, 38-bajo par y quedarse con el premio de $120,000 por el primer lugar conseguido. Detrás de Mazziotta y Rohanna, en el tercer lugar quedó otro equipo argentino integrado por Maxi Godoy y Gato Zarlenga, que sumaron 250 golpes (-34).
Los dos equipos punteros llegaron empatados al hoyo 18, y los estadounidenses parecían tener ventaja luego que los segundos tiros de Mazziotta y Rohanna quedaran más cerca que el de Domínguez. El primero en jugar fue el argentino y embocó para el delirio de su compañero y del público local.
Mazziotta y Rohanna tuvieron sus chances para empatar desde más cerca, pero ninguno pudo embocar y así el título quedó para los locales. "Estoy muy feliz, es una gran alegría ganar este torneo, Rafa metió unos putts increíbles hoy y yo por suerte pude meterles presión con ese putt que metí en el 18. La verdad que ganar en casa tiene una sensación muy especial", fueron las primeras palabras de Emilio Domínguez.
"Fue un gran torneo, no cometimos errores en toda la semana y eso fue la clave. Lo habíamos hablado al principio de la semana y lo conseguimos. Este es un formato espectacular, lo disfrutamos mucho", señaló Rafael Echenique que fue protagonista de otro momento clave de la ronda, cuando embocó un putt de 10 metros para birdie en el hoyo 15.
La pareja argentina comenzó con birdies al 1, 3 y 4 para abrir una pequeña diferencia al comenzar la Ronda Final. Mazziotta y Rohanna lograron equilibrar con birdies al 9, 11 y 12.
A partir de allí cada vez que los campeones hacían un birdie, los estadounidenses respondían con otro al hoyo siguente. Echenique acertó en el 13, y Mazziotta respondió en el 14, otra vez Echenique bajó el 15 y Mazziotta acertó nuevamente en el 16. Así llegaron al 18 donde el numeroso público que se acercó al Olivos Golf Club vivió una definición para el infarto que cerró con el gran putt de Domínguez para coronar una semana inolvidable para un evento novedoso que cerró con mucho éxito.

NOTAS 
Clima: Soleado, temperatura máxima: 32° Celsius. Viento del sudeste

Estados Unidos (Daniel Mazziotta- Robert Rohanna):  “La verdad fue muy decepcionante no poder meter los últimos dos putts. Fue un día que luchamos palmo a palmo y pudo haber sido para cualquiera de los dos equipos. Cuando ellos metían, nosotros respondíamos y todo se decidió por un solo putt. De todas formas fue un día muy divertido y la pasamos muy bien jugando juntos”, señaló Mazziotta.
En tanto su compañero de equipo también se mostraba frustrado por el resultado pero satisfecho por una gran semana:  “Hoy no jugué como lo venía haciendo. Erramos muchos putts y eso nos dejó sin chances, especialmente en los par 5. De todas formas hicimos un gran torneo, todo se decidió por un solo putt y quedamos un golpe”.

Argentina (Maxi Godoy- Gato Zarlenga): La pareja argentina se fue feliz con su actuación. "Fue un gran torneo, terminamos muy bien y  nos entedimos a la perfección toda la semana", señaló Godoy que tomará esta semana como impulso para los últimos cinco torneos de la temporada.  Zarlenga se mostró muy satisfecho con la actuación del equipo "Nunca había jugado con Maxi y la verdad que nos complementamos bárbaro, estuvimos cerca".

Estados Unidos (Brad Hopfinger- Jordan Russell): "Comenzamos mal, no embocamos nada en los primeros hoyos y eso nos dejó lejos, después nos recuperamos y pudimos acercarnos, fue una gran semana, todo estuvo perfecto", dijo Hopfinger.

Angel Cabrera: El cordobés junto a su hijo terminaron en el 10°puesto con 28-bajo par . "No fue el resultado que esperábamos pero fue una gran experiencia la de jugar con Federico. La verdad que nunca nos llegamos a embalar y así en este formato es difícil", dijo el Pato luego de su ronda.

Equipos sin bogey en el torneo: Rafael Echenique-Emilio Domínguez (Argentina), Roberto Rohanna- Daniel Mazziotta (USA) y Brad Hopfinger-Jordan Russell (USA)

Ronda más baja de la ronda: 60 golpes, del equipo venezolano de Robert De Biase y Alfredo Adrián.

Información periodística: PGA Tour Latinoamérica

 

 

 

 

Un equipo argentino y un estadounidense en la punta de la America's Golf Cup.

Se mantiene la paridad en la Bridgestone America's Golf Cup, luego de 54 hoyos y dos equipos continúan al frente del torneo que se juega en el Olivos Golf Club, con el formato fourball (Mejor Bola).
El equipo estadounidense de Robert Rohanna y Daniel Mazziotta presentaron la mejor tarjeta del campeonato, 11-bajo el par, 60 y se sumaron a la punta junto a los argentinos Rafael Echenique y Emilio Domínguez, ambos totalizando 29-bajo el par, 184.
Los punteros ampliaron la ventaja con sus perseguidores y ahora tienen tres golpes de ventaja sobre la pareja argentina de Julián Etulain y Alan Wagner y sobre la estadounidense de Brad Hopfinger y Jordan Russell, que suman 187.
El dúo mexicano de Mauricio Azcué y Roberto Díaz que habían comenzado la tercera ronda en lo más alto cayeron al quinto lugar, luego de una ronda de 65 golpes, para compartir esa posición con el equipo australiano (Krywulycz-Younan Wise) y otro argentino (Godoy-Zarlenga).
"Tuvimos un arranque un poco lento, pero de vuelta jugamos otra vez de forma excelente. Nos volvimos a combinar de manera perfecta, Robert embocó algunos putts claves, como en el 16 para birdie, en el 17 para par y en el 18 para águila, que nos permitieron seguir bien arriba", dijo Daniel Mazziotta que hizo su aporte con birdies al 6 , 8 , 12 y 14.
"Si mantenemos este nivel en la última ronda y podemos poner una ronda de dos cifras bajo par vamos a estar muy cerca", dijo Robert Rohanna, que pegó el driver más largo en el par 5 del 18, donde jugó su gapwedge de segundo tiro para cerrar con águila y así terminar con 60 golpes.
La ovación más grande de la jornada, sin embargo, la recibió el equipo argentino cuando Rafael Echenique embocó para águila desde 97 yardas,  en el par-4 del 14,lo que los depositó en la punta del campeonato, luego de un comienzo sin tanto brillo.
"No arrancamos como todos los días pero después nos encendimos gracias al águila del 14 que nos ayudó un poco y la clave fue nuevamente no hacer bogeys", explicó Rafael Echenique, que también anotó birdies en el 8 y en el 9.
En tanto, Emilio Domínguez,  su compañero de equipo comentó: "Rafa es un mago en el juego corto, además del águila en el 14, salvó un par tremendo en el 3 y fue un gran apoyo cuando no pegué bien".
Este domingo el grupo final saldrá a las 11,58 am hora local, buscando el primer equipo que levantará el trofeo de la Bridgestone America's Golf Cup.

NOTAS
Clima: Jornada calurosa, con 29° Celsius y viento del este

Argentina (Alan Wagner-Julián Etulain) 187 (-26) : Los líderes de la primera jornada completaron su ronda con 62 golpes y están a tres de la punta. "No arrancamos del todo bien, pero a la mitad de la vuelta nos embalamos y pudimos ponernos en carrera, a pesar del bogey en el 16", señaló Etulain, número 3 de la Orden de Mérito. "Tuvimos dos bogeys en la ronda que duelen pero después pudimos sacar la ronda adelante y vamos a pelear", completó Wagner.

Estados Unidos (Brad Hopfinger- Jordan Russell) 187 (-26) : "No fue nuestro mejor día pero igual sacamos un gran score que nos deja con buenas chances para mañana", dijo Brad Hopfinger, que comenzó y cerró con águila en el 1 y 18.

México (Mauricio Azcué- Roberto Díaz) 188 (-25) : "A la vuelta no metimos nada y además hicimos tres pares en los par-5, no pudimos combinarnos y nos costó varias chances", completó Roberto Díaz.

Argentina (Ángel Cabrera- Federico Cabrera) 192 (-21): La gran figura de la Bridgestone America's Golf Cup tuvo un sábado excelente y su equipo trepó hasta el 11° lugar. "Pegué mucho mejor que los primeros días, hice muchos birdies y eso me pone contento. Nuestro objetivo era hacer una vuelta de 9 menos para no quedar tan lejos y lo conseguimos. No importa a cuánto quedemos, mañana tenemos que salir a atacar la cancha y hacer todos los birdies que podamos", dijo el Pato luego de una ronda que incluyó nueve birdies.

Equipos sin bogeys en el torneo: Robert Rohanna- Daniel Mazziotta (-29), Emilio Domínguez- Rafael Echenique (-29) y Brad Hopfinger- Jordan Russell (-26)

Ronda más baja del día: Robert Rohanna- Daniel Mazziotta, 60 golpes, 11-bajo el par.

Información periodística: PGA Tour Latinoamérica

 

 

Cambio de líderes en la Bridgestone America's Golf Cup

La segunda ronda de la Bridgestone America's Golf Cup tuvo otra jornada repleta de excelentes scores y los equipos de México  (Mauricio Azcué y Roberto Díaz) y Argentina (Rafael Echenique y Emilio Domínguez) tomaron la punta luego de anotar 61 golpes para totalizar 123, 19-bajo par, en este evento que se juega bajo el formato Fourball (Mejor Bola).

El equipo estadounidense de Daniel Mazziotta y Robert Rohanna, que compartían el liderazgo luego de la primera ronda, presentaron una tarjeta de 8-bajo par 63 que los dejó en el tercer escalón, a un golpe de los líderes.

En tanto la pareja argentina formada por Julián Etulain y Alan Wagner que también eran punteros luego de los primeros 18 hoyos terminaron con 64 golpes y se ubican cuartos, a dos de la punta, junto a otros dos equipos estadounidenses (Brad Hopfinger-Jordan Russell y Nicholas Lindheim-Ty Capps) que necesitaron 61 golpes para completar su ronda.

Los mexicanos tuvieron una racha fantástica desde el hoyo 7 al 10 que los impulsó a lo más alto del tablero. En el par-3 del 7 Roberto Díaz embocó un chip desde fuera del green para comenzar una sucesión de aciertos que puso la bandera mexicano bien arriba. En el par-5 del hoyo 8 Mauricio Azcué pegó un gran driver y se dejó una chance de águila de 5 metros que no falló.

"En el 9 pegué otro gran drive por arriba de los árboles y la pelota quedó a dos metros de la bandera y anotamos dos águilas seguidos", comentó Azcué, uno de los pegadores más largos del PGA TOUR Latinoamérica.

"Por la vuelta, desde que no bajamos el par-5 del 11 nos complicamos un poco pero por suerte Mauricio hizo un gran birdie en el 17 y bajamos el último hoyo para ser punteros", dijo Díaz.

Echenique y Domínguez también tuvieron una racha de siete birdies consecutivos, desde el 5 hasta el 11. "Otra vez jugamos muy bien y hoy también funcionó muy bien el equipo. Cuando yo me caía Rafa aparecía y así fuimos construyendo una gran vuelta", dijo Emilio Domínguez, que aportó un águila en el hoyo 1.

"Tenemos que seguir siendo agresivos y atacando la cancha porque en este formato cualquier puede hacer una gran ronda y meterse en la lucha por el título", señaló Echenique, que anotó el birdie del hoyo final.

NOTAS

Clima: El día estuvo nublado con una temperatura de 30° celcius. Sin viento.

Estados Unidos (Daniel Mazziotta- Robert Rohanna): El mejor equipo estadounidense tuvo otra vez una ronda sin errores.  "Jugamos muy sólido nuevamente, en los primeros hoyos yo hice mi aporte y Robert jugó muy bien de vuelta, y embocó algunos putts muy largos como en el 15 desde el fondo del green", señaló Mazziotta. "Si hacemos 7 u 8 bajo el par  los cuatro días vamos a estar en la pelea.

Argentina (Alan Wagner- Julián Etulain):  "La diferencia fundamental fue que hoy no entraron los putts. Jugamos igual de bien que ayer pero esta vez no cayeron. Igual estamos cerca y eso es lo importante", comentó Wagner sobre la ronda de 64 golpes.

Estados Unidos (Brad Hopfinger- Jordan Russell): "Jugamos muy bien en equipo, nos complementamos realmente bien. El campo está en perfectas condiciones y te permite arriesgar y embocar", dijo Hopfinger que junto a Russell anotaron una de las mejores rondas del día con  10-bajo par,61

Estados Unidos (Nicholas Lindheim- Ty Capps): "Hoy jugamos un poco más en equipo y eso definitivamente nos ayudó. Estos greens son increíbles, los mejores que he jugado", señaló Lindheim, parte de uno de los cinco equipos que anotaron 61 golpes hoy.

Argentina (Ángel Cabrera- Federico Cabrera): "Fue una vuelta parecida a la de ayer, de ida jugamos muy bien, pero de vuelta nos quedamos. Por suerte Fede aportó mucho y con el águila del 18 todavía tenemos esperanza", señaló el 3 veces ganador en el PGA TOUR, que anotó junto a su hijo otra vez 65 golpes y con 12-bajo par está a siete de la punta.

Mejores Rondas del día:  61 golpes (-10): Mauricio Azcué- Roberto Díaz (México), Emilio Domínguez- Rafael Echenique (Argentina), Nicholas Lindheim-Ty Capps (Estados Unidos), Jordan Russell-Brad Hopfinger (Estados Unidos), Maxi Godoy- Gato Zarlenga (Argentina).

 

Información periodística: PGA Tour Latinoamérica

 

 

Cabrera-DeVicenzo14AmerCup

Ángel Cabrera con Roberto De Vicenzo para el primer golpe simbólico del Maestro
en la apertura de la Bridgestone America's Golf Cup.

 

Liderazgo compartido en la primera vuelta de la Bridgestone America's Golf Cup.

Dos equipos comparten el liderazgo de la Bridgestone America's Golf Cup, luego de los primeros 18 hoyos. El equipo estadounidense integrado por Daniel Mazziotta y Robert Rohanna presentó un 10-bajo par 61,  temprano en la calurosa jornada del Olivos Golf Club. Y cuando caía la tarde, los argentinos Julián Etulain y Alan Wagner empataron la punta con un birdie en el hoyo final.
Los punteros aventajan por un golpe a otros cuatro equipos que anotaron 62 golpes y que representan a Argentina, Guatemala, México y Australia.
Ángel Cabrera junto a su hijo Federico anotaron 65 golpes, seis bajo el par y se ubican en la 14° posición.
Tanto los argentinos como los estadounidenses no tuvieron errores y aprovecharon una cancha en perfectas condiciones y se complementaron en gran forma para llegar a lo más alto del tablero.

Mazziotta y Rohanna anotaron ocho birdies y un águila y se mostraban muy satisfechos con su rendimiento:  "Hoy me subí a la espalda de Robert, él jugó un golf espectacular y yo colaboré cuando el equipo lo necesitó", señaló Mazziotta, ganador del Mundo Maya Open en abril. "Hicimos birdie al 1 y después otros birdies hasta que emboque ese putt de 10 metros para águila en el 9 y eso nos dio confianza", explicó el potente jugador nacido en Philadelphia, que llegó al green con su driver en el par-4 del hoyo 9.
"Me encanta el juego en equipo y con Robert nos complementamos muy bien, yo pude acertar muchos fairways y él arriesgó más con su driver y nos salió bien", dijo Mazziotta, número 10 de la Orden de Mérito del PGA TOUR Latinoamérica.

Para Wagner y Etulain fue revivir el comienzo de sus carreras. "Es muy divertido jugar esta modalidad, porque somos muy amigos con Julián y nos conocemos mucho. Nos hizo acordar cuando jugábamos juntos representando a Argentina como aficionados", reconoció Alan Wagner.
"Jugamos bien en equipo con Alan, yo traté de asegurar el fairway y  él, que pega más largo, arriesgó un poco más y por suerte pudimos darnos muchas chances de birdie que era lo más importante", señaló Etulain sobre una tarde en la que consiguieron cinco birdies en los primeros nueve hoyos y otros cinco en los últimos nueve.

Con 62 golpes, nueve bajo el par hay cuatro parejas empatadas. El equipo argentino integrado por Emilio Domínguez y Rafael Echenique fue la única de las que persigue a los líderes que no tuvo errores, mientras que los mexicanos (Mauricio Azcué y Roberto Díaz) y los australianos (Mitch Krywulycz y Jake Younan-Wise) anotaron diez birdies y un bogey.

El equipo de Guatemala, formado por José Toledo y Pablo Acuña fue el único que llegó a igualar el score de los punteros, luego del birdie en el hoyo 12, pero un costoso error en el hoyo siguiente, donde jugaron pelota equivocada les costó la punta del torneo.

NOTAS 

Condiciones del tiempo: Soleado y caluroso. Máxima de 31° celsius. Poco viento

Ángel Cabrera y Federico Cabrera (Argentina)
: Sin dudas la mayor cantidad de público que llegó hasta el Olivos Golf Club siguió al mejor jugador argentino que formó equipo junto a su hijo. Los Cabrera terminaron con 6-bajo par 65, score al que habían llegado en el hoyo 9 y no lo pudieron mejorar en el regreso: "No pudimos hacer nada a la vuelta, habíamos llegado a estar seis bajo par a la ida, pero el bogey en el 12 nos paró un poco. Sabemos que falta mucho y que con este formato de mejor pelota se pueden hacer scores muy bajos. ", dijo el cordobés que juega por segunda vez en equipo con su hijo. La anterior había sido en el 2006 en la Dunhill Cup del European Tour.
Acerca de si jugaron con alguna estrategia el Pato señaló: "No me meto mucho en su juego, cada uno sabe lo que tiene que hacer y sé que Federico puede hacer muchos birdies, es más el hizo más que yo. Vamos a seguir igual que hoy, él va a pegar primero la salida y después salgo yo.Solo hay que tener paciencia y ya va a llegar el buen score."

Pablo Acuña y José Toledo (Guatemala): Su score de 62 golpes fue muy positivo, pero les dejó un amargo gusto por una multa que sufrieron en el par-3 del hoyo 13 donde jugaron pelota equivocada y les costó un doble bogey. "Los dos marcamos la pelota con azul y fallamos por el mismo lugar, las dos pelotas estaban muy cerca y nos dimos cuenta una vez que marcamos la pelota en el green", explicó Acuña. "Lo importante es que hicimos once birdies y estamos en la lucha. Con Pablo nos conocemos mucho y hemos jugado desde pequeños, así que este incio es esperanzador", dijo Toledo.

Mitch Krywulycz y Jake Younan Wise (Australia): Para los australianos también fue un gran arranque. "Mitch comenzó con águila en el 1 y eso nos permitió tener confianza para la ronda", señaló Younan Wise que jugó 12 torneos este año en Web.com Tour. En tanto Krywulycz, que fue protagonista del Ecuador Open hace un mes, comentó que fue una ayuda jugar con el equipo de Guatemala. "Ellos comenzaron muy bien y eso hizo que tuvieron un score de referencia al que teníamos que alcanzar y nos mantuvo enfocados".

Roberto De Vicenzo: La Bridgestone America's Golf Cup tiene un padrino de lujo y hoy estuvo presente en el Olivos Golf Club pegando el golpe de inauguración. A los 91 años, el campeón del Abierto Británico de 1967 y de 231 torneos a nivel internacional llegó al tee del 1 y golpeó su driver sorprendiendo a la multitud que le regaló un largo aplauso. "Es fantástico que la gente te reconozca y te agradezca por lo hecho en estos años. Este torneo es otro gran paso para que todo el talento que hay en Latinoamérica siga encontrando su lugar", remarcó quien le da nombre al premio que se le entrega al Mejor Jugador del Año.

 

Información periodística: PGA Tour Latinoamérica

Fotos: Gentileza Bridgestone America's Golf Cup

Que depara el campo del Royal Liverpool Golf Club.

10 julio, 2014 Sin Comentarios

La mirada aquí es dura, con hoyos de golf que desnudan sus elementos esenciales. Royal Liverpool Golf Club no será un lugar elegante. Ciertamente no es pintoresco. Al igual que muchos campos de campeonato tipo links, es una tierra suficiente gracias a la intervención de las dunas y/o la construcción de viviendas como para aislarla del mar. Pero, invariablemente, se puede sentir el Mar de Irlanda y el olor del agua salada en el aire cuando el viento llega, como siempre lo hace en julio, desde que sale del poniente sopla a través del campo de golf. Fue entonces cuando esta tierra austera realmente cobra vida. Esta es la décima vez que el Open Championship se juega en Royal Liverpool. Y siguen regresando porque, a pesar de su apariencia Inicial modesta, la cancha tiene mucha personalidad.

La última vez que se celebró un campeonato abierto aquí, en 2006, el lugar parecía un tazón de polvo. Cada vez que Tiger Woods golpeaba un hierro -lo que hizo virtualmente en cada tee en todo el ventoso campeonato- una nube de polvo voló, un recordatorio severo de lo firme y rápidos parecen las condiciones del link.

Esta vez, el verano ha sido más amable, con más lluvia y, por lo tanto, Hoylake, como llaman al campo de golf, no será tan dura y huesuda como lo fue hace ocho años. El diseño de par 72, 7.322 yardas, sólo 64 metros más largo que el diseño 2006, cuenta con un camino que cambia constantemente las direcciones. Es un lugar difícil para sentirse cómodo jugando. Las dunas ondulantes ocultan tanto como lo que exponen al golfista que se aproxima.

Las 74 hectáreas (184 acres) de Hoylake ofrecen defensas simples en forma de montículos, ondulaciones y pequeños bunkers. Muchos hoyos tienen un búnker en el frente, justo donde te gustaría aterrizar una pelota para evitar que ruede mas allá del green. Y desde el cuarto tee hasta el 15º green, el campo nunca juega a favor del viento o contra el viento, todo juega con un viento cruzado, que por lo general está soplando alrededor de 10/15 millas por hora en un día relativamente tranquilo.

Los hoyos cercanos al club house (el inicio y el final de la ronda) están en una tierra más bien plana. Las dunas de arena a lo largo del río Dee en el tramo occidental del campo hace mas dramática la forma del terreno. Todo el campo es rico en hábitat de aves y diversas especies de plantas nativas. Es bueno ver a un campo que incluye una parcela orientada al valor la vida silvestre como un sitio ambientalmente protegido de Especial Interés Científico

Espere ver muchas maderas y hierros largos en los golpes desde los tees de salida, incluso en los hoyos de par 5. El objeto principal de los drives, además de aterrizar en los fairways, es evitar los bunkers profundos de Hoylake. La presencia de cuatro hoyos de par 5 significará que las puntuaciones tienden a ser bajos en este año del Abierto Británico. Pero también deja la puerta abierta a los competidores para recuperar terreno. Dos de los tres últimos hoyos, de hecho, el 16 y el 18, son hoyos de par 5 a favor del viento. Eso significa muchas oportunidades de birdie y águila- siempre que los jugadores golpeen desde el fairway.

La victoria de Cabrera en The Greenbier.

6 julio, 2014 Sin Comentarios

Ángel Cabrera comenzó la última jornada del The Greenbrier Classic, junto al líder tras 54 hoyos, Billy Hurley III, el argentino acabó entregando un score final de 64 (-6) que mejoró en nueve golpes la tarjeta de su compañero de partido. Sin embargo, su primera victoria desde el Masters de Augusta de 2009 no fue tan fácil como parece.

Trece partidos y dos horas y diez minutos separaban al grupo de Cabrera y Billy Hurley III del de George McNeill. Cuando éstos apenas habían completado la mitad del recorrido del The Old White TPC, el estadounidense firmó un 61 (-9) con el que sorprendía a todos, poniéndose líder con un resultado en el clubhouse de -14.

Minutos antes de comenzar su vuelta, McNeill llamó a casa para interesarse por el estado de salud de su hermana Michele, aquejada de un cáncer de mama desde hace tiempo. Y no llegaron buenas noticias. Su estado había empeorado en las últimas horas y podía ser cuestión “de dos minutos o de dos horas. Iba a ocurrir próximamente”. Entregado su 61, volvió a llamar, informándole que Michele había fallecido veinte minutos antes de que él comenzara su jornada final.

Poco le importaba a McNeill lo que ocurriese en el campo a esas alturas. Hurley III sucumbía en su primera presencia en un partido estelar en la última jornada del PGA Tour. Comenzó con un birdie en el hoyo 1 que solo sirvió para que su caída fuera más dolorosa cuando entró en una dinámica negativa de cuatro bogeys en cinco hoyos del 2 al 6. Acabaría firmando un 73 (+3) con el que descendió finalmente a la cuarta plaza.

Así las cosas, se dio una situación algo extraña en un mano a mano entre un jugador que tendría que esperar dos horas para ver si su esfuerzo titánico final era suficiente y solo un aspirante a superar su resultado de todos los que continuaban en el campo completando su cuarta vuelta. Necesitaba Cabrera mínimo un par de birdies en los nueve segundos hoyos para conseguir su primera victoria en calendario regular en el PGA Tour y no tardó en ponerse manos a la obra.

Con sendos birdies al 11 y al 12 se puso líder por primera vez en todo el torneo. ¿Y cómo lo celebró? Embocando desde 175 yardas en el 13 para un eagle que hacía que su ventaja se ampliara a tres golpes. Aún le tocaría sufrir con dos fallos consecutivos en forma de bogeys, pero su agresivo juego obtuvo su recompensa con un acierto más en el último par 5 del recorrido con el que confirmaba su triunfo.

Fiel a su estilo, Cabrera confesó que tras cinco años de sequía necesitaba ganar un torneo. Lo hizo siendo el que más greens en regulación alcanzó, el cuarto más preciso desde el tee, el quinto que más golpes sacó al resto de jugadores en los greens y el undécimo en distancia con el driver. “Desde luego, el driver ha hecho que jugara el campo mucho más corto”, admitía.

Cabrera consigue su tercera victoria en el Tour en The Greenbrier
Con una vuelta de 6 bajo par (64 golpes) se impuso a George McNeill por dos golpes.
Ángel Cabrera completó por quinta vez la victoria de los que vienen de atrás en los cinco años de historia de The Greenbrier Classic cuando cerró con un 64 el domingo.
Cabrera arrasó Billy Hurley III al entrar en la ronda final en el Old White TPC. El argentino combatió al ex oficial de la Marina primero mano a mano, luego se separó de George McNeill, que era el líder en el clubhouse con -14.
Cuando embocó su segundo tiro de 176 yardas desee el fairway para eagle en el hoyo 13, Cabrera lograba tres golpes de ventaja sobre McNeill, quien cerró con un 61 (-9) al rojo vivo. El argentino hizo bogey sus siguientes dos hoyos para agregar un poco de suspenso en la recta final, pero un birdie en el 17 selló la victoria.
La victoria fue la tercera en la carrera de Cabrera en el PGA TOUR. Dos veces campeón de Majors hizo un gran movimiento en la clasificación para la FedExCup, también -pasando de 158º a 54º.
Webb Simpson, que disparó una ronda final de 63 golpes terminó tercero, siendo su séptimo top ten de la temporada.
Hurley disparó 73 y terminó empatado en el cuarto, igualando su mejor resultado en carrera en el PGA TOUR. A él se unieron en -9, Keegan Bradley, Brendon Todd, Chris Stroud, Cameron Tringale, Will Wilcox y Bud Cauley, que hizo hoyo en uno en el 18.

 

J.B. Holmes ganó el Wells Fargo.

3 mayo, 2014 Sin Comentarios

J.B. Holmes es nuevamente ganador en el PGA Tour. El estadounidense lo hizo más difícil de lo esperado al embocar en el último hoyo del Quail Hollow un ‘putt’ de 3 pies para ‘bogey’ y contabilizar un ‘score’ final de 71 golpes (-1), la cifra justa para obtener una victoria por un golpe sobre su compatriota Jim Furyk en el Wells Fargo Championship.
Furyk terminó su domingo final con una de sus mejores tarjetas, un sólido 65 un par de horas atrás y todavía tuvo que esperar pegado a la pantalla del televisor en el ‘clubhouse’ para saber si había o no un ‘playoff’. Otro estadounidense, Jason Bohn, tuvo la mejor oportunidad de atrapar Holmes, al llegar al hoyo 17 a un golpe. Sin embargo, envió su salida en ese par 3 al agua, se fue con doble ‘bogey’ y se anotó en la tercera posición.
Otro de los jugadores que parecía inquietar fue el californiano Phil Mickelson, que nunca tuvo oportunidad al errar cuatro ‘putts’ desde menos de 3 pies y acabar con 76, inclusive por fuera del Top-10.
La victoria, con 274 golpes (-14), coronó un giro notable para Holmes, que ganó por tercera vez en su carrera y se subió al puesto 18 en la tabla de puntos de la FedExCup. El estadounidense en 2011 tuvo que someterse a dos cirugías, una vez para extraer un pedazo de su cráneo que aún conserva en su casa y otra a causa de una reacción alérgica al adhesivo del titanio que se le puso para la placa de la base de su cráneo.
Luego, se lesionó el codo golpeando demasiadas bolas en la práctica en su intento por volver a jugar. No se molestó en someterse a una cirugía allí en su codo hasta que el año pasado se fracturó de tobillo. Apenas la semana pasada Holmes ganó el dinero suficiente para mantener su tarjeta para el resto del año luego de aceptar una extensión médica.

Con esta victoria todo cambia. Ahora, Holmes se dirige a una semana especial en el The Players Championship como el último clasificado, y más importante, se aseguró un lugar en el PGA Championship este verano en su Kentucky natal. “Ha sido un largo viaje para mí. He tenido algunos altibajos. Es una gran sensación estar por ahí y conseguir finalmente volver”, reconoció Holmes, que ganó el Waste Management Phoenix Open en 2006 y 2008.
Holmes embocó lo suficiente para permitirse algunos errores al final. Marcó tres ‘birdies’ en un tramo de cuatro hoyos al promediar su vuelta, incluyendo uno de 30 pies en el hoyo 11 y que abrió una ventaja de dos golpes. Pegó un hierro al ‘fairway’ desde el ‘rough’ en el par 5 del hoyo 15 y embocó desde 6 pies para estirar su ventaja a tres. En el 17 la metió desde 8 pies y así mantuvo la renta que necesitaba para luego fallar en el hoyo final en su ‘approach’ y dejarse una distancia que cubrió con dos ‘putts’.
El estadounidense Martin Flores, en su primera vez jugando en el último grupo, cayó demasiado hacia atrás con un ‘bogey’ de tres ‘putts’ en el 13 y luego hizo ‘bogey’ al 18 para tarjeta de 72 y acabar tercero, el mejor resultado de su carrera en el PGA Tour. Bohn también hizo ‘bogey’ en el 18 para un 70 y un cuarto lugar en solitario.

Ángel Cabrera que había liderado la prueba los primeros 36 hoyos, repitió una tarjeta de 75 golpes (+3) con un total de 285 golpes (-3) quedó relegado al puesto 30.

 

 

JBHolmes14wellsfargosab260

J.B. Holmes tomo la punta en el Wells Fargo.

El estadounidense JB Holmes embocó un ‘putt’ de más de 20 pies en el hoyo final para quedarse con ‘score’ de 66 (-6) y un total de 203 impactos (-13) para este domingo. Holmes, quedó por delante de su compatriota Martin Flores, que cometió ‘bogey’ en el hoyo final. Mickelson, luego de su mejor ronda del año este sábado, de 63 (-9) golpes con -11, está tercero y con todas las posibilidades de eliminar su comienzo de año más discreto en más de una década.
Flores pegó su golpe de salida al agua en el 18 y falló desde 20 pies para conformarse con 69, lo que por lo menos lo puso en la línea final del domingo con Holmes. Mickelson, por su parte, volvió a arrancar los aplausos de siempre desde temprano en el campo al embocar ‘birdies’ desde 30 pies en el hoyo 4 y de 40 en el 6 para vuelta de 29. Luego, tomó el liderato absoluto con un tiro con su hierro 7 desde 216 yardas que paró a 10 pies en el 13 y cerró con un par tan emocionante como algunos de sus ‘birdies’.
“No creí que fuera a estar adelante porque pese al ‘score’ dejé escapar muchos ‘birdies’. Comencé el día bien atrás”, dijo Mickelson. Desde el año 2003 Mickelson no llegaba a esta altura del año sin victorias en el PGA Tour. Sus lesiones y contratiempos recientes lo tienen inclusive sin Top-10 en este 2013.
Holmes, por su parte, aseguró la semana pasada su tarjeta para el resto del año gracias a una extensión médica tras una cirugía de tobillo el año pasado. Desde el Waste Management Phoenix Open de 2008 no gana pese a alcanzar una buena cantidad de ‘fairways’ con su potente pegada. En todos los pares 5 del día embocó ‘birdies’ y solo cometió un error.
Flores, por su parte está en su cuarto año en el PGA Tour y nunca ha terminado entre los tres primeros puestos. En una tarde apacible, el estadounidense cometió como se dijo un error final para quedarse a la sombra de Holmes en las primeras plazas. Kevin Kisner tuvo ‘score’ de 68 y quedó solo en la cuarta colocación con 206 (-10).
El argentino Ángel Cabrera terminó con 75 golpes (+3) con bogeys en el 1, el 3 y el 9. birdie el par 5 del 10 y un último bogey en el 14.

 

AngelCabrera14wellsfargoalt260vier

Cabrera continua arriba y ahora comparte el liderazgo.

Ángel Cabrera nunca sabe cuando va a jugar su mejor golf, pero esta podría ser una de esas semanas en el Wells Fargo Championship. En una cancha como Quail Hollow que permite al argentino pegar el driver en casi todos los hoyos, y con dos tiros exquisitos de juego corto terminando la segunda ronda llevó a Cabrera a 3 bajo par, 69 el viernes y a compartir el liderazgo con el estadounidense Martin Flores entrando en el fin de semana.
Era la primera vez que Cabrera tenía por lo menos una parte del liderazgo en los primeros 36 hoyos en un torneo del PGA Tour desde el Abierto de EE.UU. 2007 en Oakmont . La última vez que fue parte del liderazgo después de una ronda fue en al Masters  2013. Con uno de los swings más potentes y fiables en el golf, el misterio sobre el argentino de 44 años es que sus dos triunfos en el PGA TOUR son Majors- Oakmont para el U.S. Open, y el Augusta National , cuando ganó el Masters en una segunda fase en 2009.
"Por supuesto, estoy feliz de estar en posición de ganar este torneo, pero cada vez que voy a jugar, espero ganar", dijo Cabrera. "Es difícil saber exactamente cuándo vas a jugar bien. Yo no creo que nadie sepa cuándo va a jugar bien."

Flores no puede pedir un mejor comienzo , y su finalización no estaba tan mal , tampoco. Flores comenzó su segundo ronda con birdie -eagle cuando embocó con un wedge de 105 yardas desde el fairway del 11. Añadió un par de birdies al final de su ronda de 68 . Los punteros están con 135 golpes (-9) , uno menos que Justin Rose , que hizo un 67 .

Phil Mickelson y Rory McIlroy fueron en otra dirección. Mickelson , inició la segunda ronda a un golpe de los líderes y condiciones perfectas delante de él, pero parecía perder cada golpe que hizo el jueves. Terminó con 75 y cayó a siete golpes de la punta. "No puedo creer la diferencia en el putting de ayer al de hoy", dijo Mickelson . "Ayer, vi cada bola ir al hoyo. Y hoy no pude conseguir embocar y estaba haciendo tres putts, lo cual es curioso, porque los greens hoy estaban perfectos .... Luché todo el día. No tengo ninguna buena razón. No se sentía muy lejos. "Sólo luché para conseguir embocar la bola en el hoyo."

Así lo hizo McIlroy , empezando con tres putt desde 18 pies en el segundo hoyo . Pegó el drive detrás de un árbol en el tercer hoyo y se golpeó en un arbusto en el cuarto hoyo, las dos veces tomando una golpe de penalidad para dropear y  terminar en doble bogey. Hizo 76 y alcanzó justo el corte 145 (+1). McIlroy se perdió cinco putts desde 6 pies o menos . "Simplemente no tengo mi juego hoy", dijo McIlroy . "Desde el tee era bueno. Pero no dejé la pelota lo suficientemente cerca. Mi putting no se sentía tan cómodo como lo sentí ayer." El hoyo 16 hizo su día. McIlroy pegó un golpe de salida más allá de la cresta de la colina, unas 375 yardas que le dejó un wedge sencillo al green. Terminó haciendo bogey cuando erró desde menos de 4 pies.

El mayor cambio en la otra dirección pertenece a Brendon de Jonge , que se crió en Zimbabwe y ahora vive en Charlotte. Abrió con un 80 el jueves, y siguió con el récord del campo en el Quail Hollow con un 62 . Ahora está empatado con Mickelson . "Extraño juego", dijo de Jonge .

La tabla de posiciones se llenó de jugadores tratando de ganar por primera vez . Flores está en su cuarta temporada completa en el PGA TOUR y nunca ha terminado entre los tres primeros. Shawn Stefani hizo un 68 y estaba dos golpes atrás, mientras que Kevin Kisner hizo 66 y está a tres.
Y hay un montón de grandes campeones que no se han escuchado desde mucho durante los últimos años. Martin Kaymer (2010 PGA Championship) tuvo su segunda ronda de 69. Stewart Cink (2009 British Open) terminó con un birdie para 70. Ellos están en el grupo de 6 bajo par, 138 . Geoff Ogilvy (2006 U.S. Open) tuvo siete birdies en su ronda de 67 y tenía cuatro golpes atrás .

Liderando el camino estaba Cabrera, quien sólo parece ganar Majors, hizo su movida tarde con cuatro birdies, y los dos últimas fueron excelentes. Cabrera pegó un hierro 8 sobre el borde de un bunker de fairway en el séptimo hoyo de par 5, pero se dejó 40 yardas de una bandera frontal. Jugó un pitch- and-run a unos 5 pies detrás del hoyo para un birdie para empatar en el liderato . "El chip fue más complicado", dijo. "Tenía que decidir si quería levantarla o mantenerla baja y dejar que golpee, por lo que terminé haciendo eso. Fue un gran tiro."
Luego, juzgó a la perfección un flop desde el rough de frente al corto par 4 del hoyo ocho, y embocó el putt de 3 pies para birdie para tomar la delantera. Pero en el noveno su drive fue al rough, tocó la parte superior de un árbol y envió a su bola a un bunker y no pudo salvar el par.

PGA TOUR
Wells Fargo Championship

POS  

NAME   SCORE  

T1

Martin Flores -9

T1

Angel Cabrera -9

3

Justin Rose -8

T4

Shawn Stefani -7

T4

J.B. Holmes -7

T6

Kevin Kisner -6

T6

Martin Kaymer -6

T6

Stewart Cink -6

T9

Geoff Ogilvy -5

T9

Martin Laird -5

T9

Jonathan Byrd -5

Con información de www.pgatour.com

 

Wells Fargo Championship - Round One

Ángel Cabrera lidera en el Wells Fargo Championship.

Ángel Cabrera lidera la primera vuelta del Wells Fargo Championship, con un golpe de ventaja sobre los estadounidenses Phil Mickelson y Martin Flores. Cabrera salió temprano a la mañana con condiciones climáticas mas calmas y se benefició con los nuevos greens de pasto Bermuda en la cancha de Quail Hollow. Hizo 7 birdies, incluyendo uno de 40 pies desde el borde del Green y consiguió una vuelta de 66 golpes (-6) que lo posicionó como líder el resto del día. Mickelson lo alcanzó en dos oportunidades pero no pudo mantenerse, tuvo que luchar con un fuerte y arremolinado viento por la tarde para conseguir un 67 (-5) para empatar con Martin Flores. El Zurdo alcanzó un solo fairway en los segundos nueve. Hizo bogey en los dos par 3. No estuvo fino en su juego corto, pero se las arregló para empezar el torneo en una buena posición. La ronda de Cabrera fue mas tranquila. Embocó un par de putts largos y la mayoría de las posibilidades de birdie que tuvo y dejó siempre la pelota lo suficientemente cerca para concretar su puntuación más baja del año, y sólo su cuarta ronda de este año en los 60 golpes. "Fue una muy buena primera vuelta, pero tenemos mucho por recorrer", dijo Cabrera PGA TOUR Wells Fargo Championship

1

Angel Cabrera -6

T2

Martin Flores -5

T2

Phil Mickelson -5

T4

Jonathan Byrd -4

T4

Stewart Cink -4

T4

Webb Simpson -4

T7

Shawn Stefani -3

T7

Vijay Singh -3

T7

Martin Kaymer -3

T7

Kevin Na -3

T7

Charles Howell III -3

T7

Rory McIlroy -3

T7

Hideki Matsuyama -3

T7

Justin Rose -3

T7

Martin Laird -3

 

William Kropp vence por uno a Cabrera y se impone en Córdoba

23 abril, 2014 Sin Comentarios

El estadounidense anotó 69 golpes en la Ronda Final y superó por un golpe al local Ángel Cabrera para consagrarse en el 83° Abierto OSDE del Centro.

El estadounidense William Kropp superó al gran favorito Ángel Cabrera en su propio patio para lograr una resonante victoria en el 83º Abierto OSDE del Centro presentado por FiberCorp.
Su triunfo en el Córdoba Golf Club, en la Villa Allende natal de Cabrera, fue el primero de su carrera en el NEC Series-PGA TOUR Latinoamérica, circuito en el que está jugando su primera temporada.
“Mi plan en esta primera etapa del año era adaptarme a viajar por la región y a jugar campos nuevos. Realmente es una gran bonificación poder ganar tan temprano en mi carrera en el Tour”, dijo el jugador de 24 años que había logrado un tercer lugar en el Stella Artois Open hace solo tres semanas en Guatemala.

Kropp cerró el torneo con una tarjeta de 69, con un total de 8-bajo par 276, un golpe por delante del campeón del U.S. Open 2007 y el Masters 2009. Cabrera buscaba además su novena victoria en este torneo y su tercera en el PGA TOUR Latinoamérica.

“Cuando uno logra superar a un jugador del calibre de Ángel Cabrera se siente realmente especial. Por ser él la estrella local creo que no resulté ser el favorito del público, pero la verdad trato de no enfocarme mucho en eso. El público fue increíble y se siente muy bien haber ganado aquí. Estoy muy emocionado y orgulloso”, dijo este egresado de la Universidad de Oklahoma que fue All-American en 2012.

Kropp, segundo al comenzar el día, compartió la última salida con el líder de la tercera ronda Fermín Noste, quien terminó en un empate por el cuarto puesto. El ahora campeón no tardó en tomar control con birdies consecutivos en los hoyos 2 y 3. En adelante, aunque hizo un bogey en el 6, nadie pudo darle alcance.

Cabrera, quien jugaba delante suyo en el penúltimo grupo, llegó a recortar el déficit a un golpe en un par de ocasiones. “En los últimos nueve hoyos yo empecé a mirar lo que él estaba haciendo, porque quería saber que hacía y que necesitaba hacer yo. A mí no me molesta ver al tablero y cuando veía que recortaba la ventaja me decía ‘es hora de hacer algo’ y me enorgullece la forma en que la llevé”, dijo.

El birdie del jugador de Edmond, Oklahoma en el par-cuatro 17 resultó determinante, ya que su ventaja aumentó a dos golpes y prácticamente sentenció el torneo. Ahí pegó un gran segundo tiro y embocó un putt en bajada de unos seis metros.

“Ese fue enorme. Yo usualmente no me emociono mucho, pero ahí creo que levanté mi puño. Estaba muy emocionado en ese momento, pero sabía que tenía que conservar la calma porque faltaba un hoyo”, dijo.

Con la estrella local haciendo par en el par-cuatro hoyo final, el estadounidense tuvo incluso el margen de cerrar con un bogey en el hoyo final, en donde su approach picó fuerte y rodó fuera del green. Con su pelota veinte yardas abajo del green, Kropp ejecutó un gran flop y dejó cerca para hacer dos putts para un cinco.

Profesional desde mediados de 2013 Kropp sumaba ya una victoria como profesional en el Adams Tour el año pasado. En el PGA TOUR Latinoamérica, al cual se sumó al terminar en un empate por el quinto lugar en el Torneo de Clasificación celebrado en Perú en enero, ahora es el flamante número dos de la Orden de Mérito.

El único que le supera en el listado de los mejores jugadores del circuito tras cinco torneos jugados es el colombiano Marcelo Rozo, quien al terminar de tercero en este evento se convirtió en el nuevo número uno.

NOTAS:

Condiciones del tiempo. Soleado por la mañana y mayormente nublado por la tarde. Máxima 25° Celsius, vientos leves del noreste.

Ángel Cabrera. El ídolo local no pudo cerrar con su noveno título en este campo y tampoco pudo obtener su tercer título en el NEC Series PGA TOUR Latinoamérica. “Estoy contento por haber estado en la pelea, pero por supuesto que no me voy conforme, porque me voy con las manos vacías”, aseguró el ‘Pato’ luego de su ronda de 69 golpes que lo dejó a un golpe de William Kropp.
“No estuve tan fino como los primeros tres días y se me escapó al último, ya que no pude bajar ni el 16 ni el 18 de desde al lado del green. Ahí se me escapó el torneo", explicó el cordobés de 44 años sobre las oportunidades que no pudo aprovechar sobre el final del recorrido. En el 16 luego de una gran salida, cerró su segundo golpe y se salvó de irse fuera de límites, de todas maneras pudo salvar el par.
En el 18, el hoyo que lo había consagrado el año pasado, Cabrera puso su golpe de salida en la entrada del green y su approach quedó muy corto. “Vi el tablero y sabía que podía meter presión, porque el podía hacer bogey, pero no salió", dijo finalmente Cabrera, quien se fue con gusto amargo de este 83º Abierto OSDE del Centro.

Fermín Noste. El rosarino, líder luego de los primeros 54 hoyos, terminó con una ronda de 4-sobre el par 75 para finalizar en el cuarto lugar, su mejor actuación histórica en el NEC Series-PGA TOUR Latinoamérica. Terminó compartiendo posición con su compatriota Emilio Domínguez, quien hoy hizo 69.
“Pensé que iba a estar más nervioso, pero no fue así. Igual hoy no salieron las cosas como pensaba. Las que ayer entraban hoy no querían entrar, de todas maneras solo saco cosas positivas de este torneo, me dio confianza para lo que viene y se que puedo estar cerca”, dijo el jugador de 24 años que comenzó con cuatro bogeys en los primeros nueve hoyos para quedar fuera de la pelea por el torneo. Dos birdies por la vuelta lo acomodaron en el top 5.

Marcelo Rozo. El colombiano continúa trepando en la Orden de Mérito del PGA TOUR Latinoamérica. Con el tercer lugar en el 83° Abierto OSDE del Centro el bogotano ascendió hasta el primer lugar. “No siempre se puede ganar y esta vez Will nos ganó jugando muy bien. Yo en lo personal estoy muy satisfecho con mi semana”, señaló el ganador en TransAmerican Power Products CRV Open hace cuatro semanas en Guadalajara, México.

Mejores rondas del día.
67 (-4) Andrew Mason, USA
68 (-3) Eric Barnes,USA

Rondas libres de bogeys.
Ninguna en toda la semana.

Destino Montevideo. El PGA TOUR Latinoamérica se desplaza ahora hasta Montevideo, Uruguay en donde esta siguiente semana se disputará una nueva edición del Roberto De Vicenzo Invitational Copa NEC. La primera ronda de ese evento se jugará este jueves 24 de abril en el Club de Golf del Uruguay.

Promedio de golpes en el par-71 del Córdoba Golf Club

Vuelta del 1 (35)      Vuelta del 10 (36)             Total

Ronda 1          37.032                      37.666                 74.698 (+3.698)
Ronda 2          36.123                      38.072                 74.195 (+3.195)
Ronda 3          36.065                      36.300                 72.365 (+1.365)
Ronda 4          36,481                      36,594                 73.075 (+2.075)

Información: www.pgatourla.com
Fotos: Enrique Berardi, PGA Tour Latinamerica

El ranking mundial. Las posiciones de los latinoamericanos.

24 septiembre, 2013 Sin Comentarios

Hace dos años, Henrik Stenson estaba fuera de los primeros 200 en el mundo. Ahora está entre los primeros 4. En lo que va del año ha subido más de 50 lugares. El sueco, que inició el 2013 en el puesto N° 56 del Ranking Mundial, ascendió esta semana al N° 4, luego de un año con 10 torneos finalizados en el Top 10 y un par de resonantes victorias este mes: el Deutsche Bank Championship y el TOUR Championship.

Con su victoria en el TOUR Championship, Stenson duplicó, en un solo día, las ganancias de toda su vida en el PGA Tour, al embolsar un total de 11,4 millones de dólares, producto del premio de 1,44 millones de dólares por ganar el torneo y 10 millones de dólares por llevarse la FedExCup.

Los tres primeros puestos del Ranking Mundial no cambiaron de dueño esta semana: siguen en manos del estadounidense Tiger Woods, el australiano Adam Scott y el estadounidense Phil Mickelson, en ese orden. Woods acumula ahora una cifra récord de 650 semanas en total --27 consecutivas en la actual racha-- como líder del Ranking Mundial, que ordena a los jugadores de todo el globo según un sistema de promedio de puntos obtenidos por torneo jugado en los últimos dos años, en el que los eventos recientes tienen más peso relativo, y los demás van perdiendo influencia, conforme van quedando atrás en el pasado.

Además de Woods, los otros jugadores que han ocupado el primer lugar, a lo largo de los 25 años de historia desde que se instauró el Ranking Mundial, son, en orden cronológico de su primera aparición en la cima de la lista, Bernhard Langer (3 semanas), Seve Ballesteros (61 semanas), Greg Norman (331 semanas), Nick Faldo (97 semanas), Ian Woosnam (50 semanas), Fred Couples (16 semanas), Nick Price (44 semanas), Tom Lehman (una semana), Ernie Els (9 semanas), David Duval (15 semanas), Vijay Singh (32 semanas), Martin Kaymer (8 semanas), Lee Westwood (22 semanas), Luke Donald (56 semanas) y Rory McIlroy (39 semanas).

- Clasificación mundial

.1. Tiger Woods (USA) 13.22 puntos de media
.2. Adam Scott (AUS) 9.25
.3. Phil Mickelson (USA) 8.52
.4. Henrik Stenson (SUE) 8.23
.5. Justin Rose (ING) 7.78
.6. Rory McIlroy (NIR) 7.50
.7. Steve Stricker (USA) 6.88
.8. Matt Kuchar (USA) 6.64
.9. Brandt Snedeker (USA) 6.27
10. Jason Dufner (USA) 6.08
-----------
53. Ángel Cabrera (ARG) 2.35

Como están ubicados los latinoamericanos en el Ranking Mundial

Actualmente, el argentino Ángel Cabrera (N° 53) es el único latinoamericano ubicado entre los primeros 100 del Ranking Mundial. Por otro lado, el haber empatado el cuarto lugar en el Abierto de Italia significó un importante ascenso en el escalafón para el chileno Felipe Aguilar y el argentino Emiliano Grillo. Los 5,52 puntos que recibieron elevaron notablemente sus promedios.

El promedio de Aguilar subió de 1,16 la semana pasada a 1,25 esta semana, y su posición en el ranking mejoró de la N° 148 la semana pasada, a la N° 139 esta semana. Grillo escaló 30 lugares. Su promedio subió de 0,65 la semana pasada a 0,75 esta semana, y su posición en el listado mejoró de la N° 276 la semana pasada, a la N° 246 esta semana.

El chaqueño de 21 años de edad, nacido en Resistencia, esa ahora el quinto latinoamericano mejor ubicado en el Ranking Mundial. Por otra parte, Grillo suma 324.124 euros en la temporada, suma que lo ubica en el puesto N° 77 de la Carrera a Dubai, el listado de ganancias oficial del European Tour. El premio de 59.025 euros que recibió en Italia fue el más oneroso de toda su carrera.

 

Estos son los latinoamericanos ubicados entre los primeros 1.000 lugares del Ranking Mundial.

 

53° Ángel Cabrera, Argentina: 2,35

139° Felipe Aguilar, Chile: 1,25

165° Andrés Romero, Argentina: 1,08

227° Adilson da Silva, Brasil: 0,81

246° Emiliano Grillo, Argentina: 0,75

256° Camilo Villegas, Colombia: 0,72

263° Ricardo González, Argentina: 0,70

347° Mark Tullo, Chile: 0,52

383° Fabián Gómez, Argentina: 0,46

384° Benjamín Alvarado, Chile: 0,46

394° José de Jesús Rodríguez, México: 0,44

398° Ariel Cañete, Argentina: 0,44

401° Alexandre Rocha, Brasil: 0,44

442° Oscar Fraustro, México: 0,38

444° Fabrizio Zanotti, Paraguay: 0,38

453° Camilo Benedetti, Colombia: 0,37

Adam Scott se quedó con el título en The Barclay.

22 agosto, 2013 Sin Comentarios

Emocionante. Esa es la palabra que resume todo lo que se vivió este domingo en la ronda final del The Barclays, evento que marcó el inicio de los ‘Playoffs’ de la FedEx Cup y que se disputó en el par 71 del Liberty National Golf Club de New Jersey.

Lo que se vivió este domingo, sin embargo tuvo un sabor raro porque varios participantes tuvieron oportunidades para cambiar el resultado final o por lo menos para jugar un playoff, Pero eso finalmente no ocurrió. Gary Woodland y Matt Kuchar llegaron en el liderato pero al abrir ambos con bogeys las cosas comenzaron a cambiar. Mickelson anotó una de las mejores tarjetas del día y trepaba hasta los primeros puestos, Tiger se acercaba y Kevin Chapell en un momento se puso de líder, mientras que Justin Rose y Adam Scott también eran protagonistas.

Cuando comenzó el día parecía que el ganador iba a finalizar con un acumulado de 15 o 16 golpes bajo par. Sin embargo, a medida que pasaban las horas la cancha se ponía cada vez mas difícil y algunos errores de los jugadores hicieron que el resultado del campeón fuera de 12 golpes bajo par. El australiano Adam Scott, ganador del Masters este año, terminó su ronda con 66 golpes y se fue al ‘clubhouse’ con la creencia de que podía ser superado por los más de seis jugadores que aún se encontraban en cancha.

Pero eso no ocurrió, Tiger estuvo a punto de forzar al desempate a pesar de sufrir un espasmo en su espalda en el hoyo 13 pero su bola en el hoyo 18 se quedó a pocos centímetros para birdie. Kevin Chapell, quien alcanzó a liderar por dos, cometió un doble bogey en el hoyo 11 y se desplomó en la tabla y cuando todo indicaba que Justin Rose iría a desempate contra Scott, tres ‘putts’ para bogey en el 18 le impidieron jugar un hoyo extra. Por su parte, Gary Woodland hizo todo lo posible pero en los tres hoyos finales la suerte no lo acompañó encima del green.

“Para ser honesto no puedo creer lo que pasó, hoy jugué bien y terminé contento con mi juego pero nunca se me pasó por la cabeza que tendría chance de ganar. Obviamente, en un deporte como el golf eso puede ocurrir y estoy feliz de haber ganado en Nueva York”, declaró el campeón, quien asciende al segundo puesto de la FedEx detrás de Tiger.

Los argentinos Angel Cabrera y Andrés Romero no pasaron el corte clasificatorio, pero Cabrera por su clasificación general en la FedEx Cup participará del próximo torneo el Deutsche Bank Championship en Boston.

Scott recibió un premio de 1.440.000 dólares e irá como favorito al Deustche Bank, segundo ‘Playoff’ de la FedEx y en el que estarán presentes los mejores 100 en la clasificación de la FedEx. Después de ese torneo los 70 mejores irán a Chicago a jugar el BMW Championship.

 

 

FedEx Cup
The Barclay
Clasificación final

.1. Adam Scott (AUS) 273 (69 66 72 66) (-11) golpes
.2. Graham DeLaet (CAN) 274 (67 73 69 65)
.+. Justin Rose (ENG) 274 (68 68 70 68)
.+. Tiger Woods (USA) 274 (67 69 69 69)
.+. Gary Woodland (USA) 274 (69 64 68 73)
.6. Phil Mickelson (USA) 275 (71 69 70 65)
.+. D.A. Points (USA) 275 (70 72 66 67)
.+. Jim Furyk (USA) 275 (70 66 70 69)
...
54. Camilo Villegas (COL) 286 (65 73 72 76).

 

Como es el puntaje y la definición de la Copa FedEx.

El sistema de puntuación de la Copa FedEx se adoptó en el 2007 y, desde entonces, ha intentado servir como referencia a la hora de señalar al mejor jugador de la temporada. Tiger Woods (en dos ocasiones), Vijay Singh, Jim Furyk, Bill Haas y Brandt Snedeker han sido los ganadores durante los últimos años.

Se pueden distinguir dos fases bien diferenciadas en este sistema de puntuación: por un lado, está la “Temporada FedEx Cup” y, por otro, los Playoffs. Durante la primera la distribución de los puntos es sencilla. El ganador de un torneo del PGA Tour se lleva 500, el de un World Golf Championship, 550, mientras que el vencedor en uno de los cuatro grandes llega a los 600. Cuanto mejor sea la posición en cualquiera de estos torneos, más puntos se lleva el jugador. Esta temporada, por ejemplo, el número uno destacado es Tiger Woods, que tras ganar cinco torneos y conseguir siete top 10 ha acumulado más de 3.000 puntos. En segunda posición se ha situado Matt Kuchar, con dos victorias y otros siete top 10. Casi 800 puntos les separan.

Pero todo cambia a partir de esta semana. Solo los 125 primeros de la FedEx Cup consiguen acceder a los Playoffs, que se disputan a través de cuatro pruebas: The BarclaysDeutsche Bank ChampionshipBMW Championship y The Tour Championship. Estos torneos no otorgan los mismos puntos que uno de la “Temporada FedEx Cup”, sino que llegan hasta los 2.500 para el ganador. Se trata de una forma de darle emoción a este final de temporada. A medida que se suceden estos eventos, se van eliminando jugadores. Solo los 100 mejores de la FedEx Cup podrán acceder al Deutsche Bank, los 70 mejores al BMW y, por último, los 30 primeros al The Tour Championship.

Las complicaciones, sin embargo, no terminan aquí. Una vez estos 30 jugadores acceden al último torneo, los puntos se redistribuyen, en un intento de hacer al ganador todavía más impredecible. El primer clasificado de la FedEx Cup tendrá 2.500 puntos, el segundo 2.250 y así hasta el trigésimo, que contará solo con 210. De este modo, el circuito se asegura que cualquiera de los participantes en el East Lake Golf Club (Atlanta) tenga una mínima opción de llevarse la victoria.

Este es el funcionamiento de los Playoffs pero, ¿qué sucede con aquellos jugadores que no finalizan entre los 125 primeros? Son los candidatos a perder la tarjeta. Cada año estarán disponibles 50. La mitad irán a parar a los primeros 25 clasificados del Web.com Tour, el circuito secundario del PGA Tour. Las 25 restantes se disputarán en otros cuatro eventos que han sido bautizados como The Web.com Finals. Podrán disputarlas los 75 primeros clasificados delWeb.com Tour y los jugadores que hayan finalizado entre el puesto 126 y el 200 en la FedEx Cup.

De los 150 participantes, habrá 25 que ya tengan asegurada la tarjeta para la próxima temporada, pero podrán competir por terminar lo más alto posible en la clasificación final. Cuanto mejor sea su posición, mayor será la posibilidad de acceder a torneos durante el siguiente año, hasta el punto de que el número uno tendrá una exención completa y recibirá una invitación para jugar el The Players Championship.

 

 

 

 

Kevin Stadler primero, Camilo Villegas comparte el segundo lugar.

Primera ronda de The Barclay –FEDEX CUP-

En una ronda que estuvo suspendida en dos oportunidades por amenaza de tormenta, los mejores 125 jugadores de la temporada comenzaron a disputar el primer ‘playoff’ de la FedEx Cup, torneo que se lleva a cabo en el par 71 del Liberty National Golf Club de New Jersey.

Aunque algunos jugadores no alcanzaron a terminar sus rondas debido a las dos suspensiones por la inclemencia del clima, este jueves se vieron resultados muy bajos en el comienzo del torneo, evento que reparte una gran bolsa de 8 millones de dólares.

El líder del torneo, Kevin Stadler, hijo del famoso jugador del Champions Tour, Craig Stadler, tuvo una ronda libre de errores y con 64 golpes igualó el record del campo. El jugador californiano le debe su buena ronda al ‘driver’ ya que sólo erró un ‘fairway’ y además fue el séptimo jugador en promedio de distancia con 309 yardas.

“Jugué muy bien y me siento muy contento, no tengo idea a qué hora vamos a comenzar la segunda ronda mañana, supongo que iniciaremos tarde, algo que vuelve el campo más difícil pero prefiero eso a tener que hacer una maratón de golf”, declaró el hijo de la ‘Morsa’.

El segundo lugar lo comparten, el colombiano Camilo Villegas en una muy buena actuación, junto al sueco Henrik Stenson y el estadounidense Ryan Palmer.

Aunque todos miran a los primeros jugadores, el número uno del mundo está en el séptimo puesto a solo tres golpes de los líderes gracias a una tarjeta libre de errores de 67 golpes, (-4). Woods, quien llega en el liderato de la tabla de posiciones de la FedEx Cup, busca su tercera victoria en esta lucrativa copa ya que fue el ganador en 2007 y 2009.

Los jugadores que no alcanzaron a terminar su primera ronda deberán regresar al campo a partir de las 7 de la mañana. Se espera que la segunda ronda comience a las 9:30 aunque se estima que los grupos finales salgan entre las 2:15 y las 3:55 de la tarde, por lo que de pronto no alcanzarán a finalizar.

Entre los jugadores que no lograron terminar sus rondas por falta de luz natural, están los argentinos Andrés Romero y Ángel Cabrera. El primero de ellos salió por el tee del hoyo 10 y sólo completó tres hoyos, con bogey en el segundo. Por su parte, Cabrera recorrió sus primeros cinco hoyos sufriendo bogeys al 12 y 14.

 

PGA TOUR
FedEx Cup
The Barclay - Liberty National Golf Club de New Jersey

1 Kevin Stadler (USA)  -7      F 64
2 Ryan Palmer (USA) -6 F 65
+ Henrik Stenson (USA) -6 F 65
+ Camilo Villegas (COL) -6 F 65
5 Jason Day (AUS) -5 F 66
+ Matt Kuchar (USA) -5 F 66
7 Nicholas Thompson (USA)-4 F 67
+ Brendon de Jonge (RSA) -4 F 67
+ Graham De Laet (CAN) -4 F 67
+ Tiger Woods (USA) -4 F 67
….
64 Andrés Romero (ARG)   1 3
….
117 Angel Cabrera (ARG)   2 6

 

 

 

Comienzan los Playoffs de la FedEx Cup, con Cabrera, Romero y Villegas.

A partir de este jueves los mejores 125 jugadores de la temporada del PGA Tour iniciarán su participación con el objetivo de ganar The Barclays, el primer torneo de los cuatro que clasifican a la final de la FedEx Cup. El evento se disputará en el par 70 del Liberty National Golf Club de New Jersey y entregará una bolsa de premios de 8 millones de dólares.

Este año se han clasificado para participar los argentinos Angel Cabrera y Andrés Romero y el colombiano Camilo Villegas.

Durante la temporada regular del PGA Tour, los jugadores van obteniendo puntos basados en sus actuaciones. Los torneos reparten 500 puntos y se distribuyen de acuerdo a la posición de los jugadores. La temporada del PGA TOUR concluyó con el Wyndham y los 125 primeros irán al Barclays. A parte de las bolsas de 8 millones de dólares que entrega cada torneo, el campeón de la FedEx recibirá un bono de 10 millones, cifra considerada como la más alta en lo que a eventos deportivos se refiere.

Los 'Playoffs' cuentan con un recorte progresivo, comenzando con The Barclays en Nueva York (125 jugadores), continuando con el Deutsche Bank en Boston (100 jugadores) y el BMW Championship en Chicago (70 jugadores). Al torneo final llegan los 30 mejores jugadores para el Tour Championship presentado por Coca Cola, evento que se lleva a cabo en Atlanta y en donde se corona el campeón de la FedEx Cup.

Tiger Woods llega en el liderato de la FedEx gracias a sus cinco victorias en el año. El mejor del mundo va en busca de su tercera FedEx y aunque ha sido objeto de algunas críticas ya que completó cinco años sin ganar un ‘Major’, es el jugador con más opciones para volver a ganar.

Detrás de Tiger vienen importantes jugadores. Matt Kuchar y Phil Mickelson son solo algunos de los que buscan ganar por primera vez la FedEx, o levantarla nuevamente como es el caso de Bill Haas y Brandt Snedeker, campeón defensor. Sin embargo, llegar en la parte alta de la clasificación no asegura que los demás no puedan ganar, cualquiera de los 30 que lleguen al Tour Championship podrá levantar la copa dependiendo de sus tres participaciones anteriores.

El año anterior, en el Barclays, Nick Watney llegó a la ronda final a dos golpes de diferencia del español Sergio García. El estadounidense firmó una ronda final de 69 golpes y superó a todos sus rivales con un acumulado de 10 golpes bajo par. García, por su parte, tuvo un mal domingo y entregó 75 golpes, con lo que se desplomó en la tabla.

Todo está listo para el inicio de esta gran competencia en el que el jueves a la mañana dará comienzo la séptima edición de la FedEx. Los ganadores anteriores son: Tiger Woods (2007-2009), Vijay Singh (2008), Jim Furyk (2010), Bill Haas (2011) y Brandt Snedeker (2012).

Tiger Woods gana jugando a media máquina el fin de semana.

7 agosto, 2013 Sin Comentarios

Es injusto recurrir a palabras tales como "a media máquina" para definir el octavo triunfo de Tiger Woods en un Bridgestone Invitational, aunque la jornada decisiva se convirtiera en un paseo para el californiano. Por detrás, un notable plantel de jugadores se esforzaba en poner algo de interés y luchar por ese segundo puesto análogo al del US Open de Pebble Beach en 2000, esa plaza reservada al “mejor de los mortales” que al final cayó en manos del campeón del año pasado, Keegan Bradley, y de un Henrik Stenson jugando muy bien en las últimas semanas.

Si faltó brillantez en esta última jornada es porque la hubo antes, especialmente en la mágica vuelta del viernes con impresionante aquel 61 en un recorrido sur del Firestone Country Club que no ha dado demasiada tregua a los participantes en este World Golf Championship. Contextualicemos de nuevo la hazaña: Tiger hizo -9 solo en la segunda vuelta; Keegan Bradley, segundo clasificado, acababa el torneo con -8 después de cuatro días.

Tampoco se le podía exigir mucho más a un Tiger que seguramente estaba pensando más en su próximo reto, un PGA Championship en Oak Hill que podría servir para reanudar la carrera en busca del récord de majors de Jack Nicklaus. Su holgada ventaja y la falta de movimiento entre sus posibles rivales seguro que le permitió fantasear con lo que ocurrirá la semana que viene y plantearse la mejor estrategia para el cuarto “Major” del año, su única asignatura pendiente en una brillantísima temporada con cinco torneos en su haber.

Sería reduccionista recurrir únicamente a las cifras para valorar la gesta del estadounidense, pero con Tiger no queda más remedio. Atención a la lista de logros: el estadounidense ya lleva 79 victorias en el PGA Tour, a tres del récord de Sam Snead; esta es su décima temporada con cinco o más triunfos, algo que nadie había conseguido hasta la fecha; ya atesora 18 victorias en los World Golf Championships; y es el primer jugador que gana dos torneos en ocho ocasiones (Bridgestone Invitational y Arnold Palmer Invitational).

Sin duda, todas las cifras anteriores las cambiaría de buen grado por su decimoquinto “Major”. Si tiramos de archivo, Tiger ha conseguido la victoria en su último torneo antes de un grande en diecinueve ocasiones, y en cuatro de dichos majors también alzó el trofeo de ganador. La estadística no le favorece, pero Tiger llega a “la última oportunidad lograr la gloria” (apodo extraoficial del PGA Championship) como claro favorito después de la exhibición de esta semana.

Por detrás, hay que mencionar el esfuerzo del defensor del título, Keegan Bradley, que igualó al sueco Henrik Stenson en la segunda plaza, y el heterogéneo terceto que ocupó la cuarta plaza, compuesto por los estadounidenses Zach Johnson y Jason Dufner y el español Miguel Ángel Jiménez. En su tercera vuelta consecutiva bajo par, el de Churriana lo intentó todo y estuvo cerca de lograr una segunda plaza que le habría metido en el top 40 del mundo, pero al final tuvo que conformarse con la mencionada cuarta posición que le permite escalar hasta el quincuagésimo séptimo escalón del ranking mundial. Como en el caso de Tiger, a Jiménez poco le importan estas cábalas matemáticas y prefiere quedarse con lo esencial: con su regreso a la élite mundial después de su grave lesión. Lo demás es aderezo, una guarnición sabrosa que puede llevarle a jugar todos los “Majors” si acaba dentro de lo cincuenta mejores a final de temporada, pero que ahora mismo no deja de tener un valor muy relativo.

El argentino Ángel Cabrera terminó con 74 golpes su ronda final, sumando 284 golpes, cuatro sobre el par del South Course del Firestone Country Club.

Cabrera cumplió su recorrido final con birdies en los dos hoyos iniciales, que sólo volvería a darse en el 18. Entre ellos, sufrió bogeys al 3, 4, 6, 10, 13, 15, 17. En las tres primeras rondas se mantuvo entre los primeros veinte lugares, pero hoy cayó al puesto e38.

La semana que viene será parte del último Major del año, el PGA Championship, que ganó por última vez en 2007. Ángel Cabrera también será parte del Major en Oak Hill CC, Rochester, NY.

The Open Championship en Muirfield

15 julio, 2013 Sin Comentarios

El tiempo pasa rápidamente hacia la ‘hora cero’ del tercer "Major" de la temporada, el esperado Abierto Británico, el torneo más antiguo del mundo y que del 18 al 21 de julio se jugará nuevamente en el complicado y antiguo par 71 de Muirfield, recorrido escocés que por decimosexta ocasión tendrá al ‘Open’.

Grandes nombres han levantado la famosa ‘Claret Jug’ allí, golfistas de la talla de Gary Player, Jack Nicklaus, Walter Hagen, Harry Vardon, Lee Trevino, Tom Watson y, más recientemente, Ernie Els, ganador en 2002 y sobre el cual se centran buena parte de las noticias previas a la gran cita.

“Simplemente es el mejor campo de Gran Bretaña”, declaró Nicklaus hacia el año 1980. Fue tal la admiración del ‘Oso Dorado’ por estos ‘Links’ al oriente de Edimburgo que en su natal Columbus, en Ohio, construyó Muirfield Village, la sede del Memorial Tournament del PGA Tour cada año.

Cuando se habla de Muirfield y su exclusividad, se puede decir que es una especie de Augusta National Club. Muirfield, club que recibió en 1892 su primer British como sede y pertenece a la Honorable Compañía de Golfistas de Edimburgo, la cual es a su vez la más antigua y una de las más exclusivas del planeta. Según datos oficiales, esta compañía se creó en 1744 y fue la primera en crear las reglas de golf que años más tarde pasarían a manos de la Royal and Ancient Golf Club of St. Andrews.

Su par 71 de 7.192 yardas, fiel al estilo escocés, carece de árboles u obstáculos que minen la entrada del viento, por lo que si sopla como se espera será un recorrido complicado. Los ‘greens’ tienen mucho movimiento y una de las claves para llevarse una victoria de Muirfield será el buen rendimiento con el ‘putter’. ¿Un consejo? Evitar sus profundos búnkeres, que pueden ser determinantes.

La de 2013 será una edición llena de emociones. Con un inglés como ganador del U.S. Open, varias miradas apuntan sobre Justin Rose. Woods, ganador cuatro veces esta temporada, sigue en la búsqueda de su ‘Major’ y las apuestas se centran en cuándo podrá quebrar la sequía de ‘Grandes’ en su palmarés. Y por supuesto, el nombre de un renovado Els, ganador no solo como se dijo en 2002 sino en la edición del año anterior, lo ponen como otro protagonista en las horas previas.

Animado por su triunfo en junio pasado en el BMW International del Tour Europeo, el sudafricano, sabe que tiene una nueva oportunidad para seguir engrosando su palmarés, en el que reposan cuatro ‘Grandes’, así como 68 triunfos alrededor del mundo.

La ultima vez que se jugó un Open en Muirfield fue en 2002 ese año ganó Ernie Els.

Justin Rose ganó el US Open 2013.

14 junio, 2013 Sin Comentarios

El inglés Justin Rose, en una gran jornada final, cortó con más de cuatro décadas de sequía de su país en el U.S. Open y levantó el codiciado trofeo del segundo Major de la temporada, al contabilizar un total de 281 golpes (+1), 2 menos que los presentados por el australiano Jason Day y el estadounidense Phil Mickelson, jugador que nuevamente se quedó con las ganas de celebrar en el abierto más importante de su país.
Un ‘putter’ sólido y una calma superior le dieron a Rose su primera victoria Major en un Merion brutal, que volvió a poner a este U.S. Open como le gusta a la United States Golf Asociation (USGA): como una prueba de supervivencia y talante golfístico. La mano firme de Rose le dio el brillante trofeo, mientras que el constante ‘sube y baja’ de Mickelson le entregó otro segundo lugar, increíblemente el sexto de su carrera.
Rose logró su primer triunfo Major gracias a 3 golpes fundamentales en el último tramo del recorrido. Con un par en el hoyo 18 anotó un ‘score’ de 70 golpes (par cancha), lo que al final resultó suficientemente bueno para quedarse como el primer inglés en 43 años en ganar este U.S. Open. En 1970, Tony Jacklin había sido el último jugador inglés en llegarse este trofeo al otro lado del Atlántico.
Rose pegó un hierro 5 desde el primer corte del rough, con la bandera alta en el 17 para un fácil par. Luego, en el 18, la ‘rompió’ desde el ‘tee’ y partió en dos el fairway, a unos 15 metros de la famosa placa de Ben Hogan, en la que se conmemoraba su tiro con el hierro 1 que lo llevó al desempate y al eventual título de este U.S. Open en 1950. Desde allí, pegó su hierro 4 y la rodó hasta el collar del green. “Cuando llegué a la colina y vi a mi bola en el fairway cerca de la placa pensé, ‘Este es mi momento. Estoy pegando desde el centro del fairway”, comentó Rose.
Como ha sido una dolorosa costumbre en varios U.S. Open anteriores, el gran momento de alguien llegó a expensas de Mickelson. Rose estaba en el tráiler de entrega de tarjetas detrás de las tribunas del green del hoyo 18, en donde los aficionados comenzaron a cantar: ‘Vamos Phil’" a medida que Mickelson agotaba un último esfuerzo para forzar un desempate. En todo caso, era una posibilidad remota, con ese largo par 4 sin conceder un solo birdie durante el fin de semana. Desde unos 40 metros, el ‘chip’ de Mickelson para birdie besó el borde de la copa, asegurando la victoria de Rose.
Mickelson, ya en el libro de estadísticas con cinco segundos puestos, añadió otro que duele tanto como los anteriores. El domingo era su cumpleaños número 43. Era la primera vez que había declarado que estaba “equipado y listo”, con el liderato absoluto al entrar al último día. Su semana comenzó con un viaje de regreso a San Diego, atravesando Estados Unidos de costa a costa en tiempo récord para ver a su hija mayor graduándose del octavo grado y volviendo a sólo tres horas antes de su hora de salida el jueves. La hija que celebró fue la misma que nació el día después de su primer segundo puesto en el U.S. Open de 1999. Pero este domingo, las cosas no salieron. Las estrellas se alinearon y ningún ‘putt’ entró. Mickelson quedó de nuevo en la delantera al embocar desde 75 metros desde el profundo ‘rough’ para águila en el 10, una de las mejores jugadas del día y que parecían mostrar que finalmente era su momento. La alegría se podía escuchar a través del campo, a través de los árboles, lo suficientemente fuerte como para que Rose supiera exactamente lo que había sucedido.
Pero en el hoyo más fácil en Merion, Mickelson la mandó lejos en el green y acabó con bogey en el par 3 del 13. Pero lo que más cortó las esperanzas de Phil fue otro error, esta vez desde 121 yardas en el 15. El hoyo que debería haberle dado una buena opción de birdie acabó dándole problemas, al quedarse corto desde el ‘rough’ y tener que emplear el ‘wedge’ para pasarse más de 25 pies del hoyo, llevándolo a volver a quedarse lejos de la oportunidad del Major que tanto ambiciona.
Mickelson terminó con bogey al 18 para 74 golpes, lo que lo igualó con Day, que se cerró con 71. “Estoy descorazonado”, comenzó diciendo Mickelson. “Esto es difícil de asimilar después de haber estado tan cerca. Este era mi mejor oportunidad de todas. Tuve un campo que me gustó. Me pareció que era la mejor oportunidad que se podía pedir. Me duele mucho”, lamentó.
Day pareció ponerse al frente al embocar desde fuera para bogey en el 11 y todavía estar involucrado en la conversación con un ‘putt’ de 12 pies para par en el 17. Pero luego, su ‘approach’ cayó en búnker a la izquierda del green del hoyo 18, atacó y la dejó a unos 7 pies, fallando el ‘putt’ final.
La segunda vuelta fue una verdadera batalla en cuatro frentes que incluyó a Hunter Mahan, que jugó en el último grupo con Mickelson. Estuvo a un golpe del liderato hasta que empleó tres ‘putts’ en el 15 para un doble bogey y luego cerró con bogeys consecutivos. Mahan presentó 75 e igualó en el cuarto lugar con Billy Horschel (74), Ernie Els (69) y Jason Dufner, que tuvo 67 a pesar de hacer triple bogey en el hoyo 15.
Rose acabó en +1, 8 golpes más que cuando David Graham ganó en 1981, en el último U.S. Open jugado en este campo de Merion. Rose fue como se dijo el primer inglés en ganar este trofeo desde Jacklin en Hazeltine en 1970, aunque su nombre se agregó al del dominio británico como el tercer jugador de esa estirpe en cuatro años en imponerse, sumándose a Graeme McDowell (2010) y a Rory McIlroy (2011), ambos de Irlanda del Norte.
Parece que fue hace más de 15 años cuando Rose actuó por primera vez en un Major, apenas como un aficionado de 17 que embocó desde fuera en el hoyo final del Royal Birkdale en el British Open de 1998, empatando en la cuarta posición. Se convirtió en profesional a la semana siguiente, y luego pasó el corte en sus primeros 21 torneos. Y poco a poco fue cimentando una importante carrera, ganando grandes trofeos como el AT&T National en 2010, muy cerca de Merion.
Por otra parte, Tiger Woods resultó ser nada más que una idea final, en un domingo en el que nuevamente se fue cuando la acción todavía no empezaba en serio. Woods se fue afuera en el segundo tiro del 2 e hizo triple bogey, condicionando su recorrido y contando un 74 para terminar con 293 (+13) en el puesto 32, su peor puntuación como profesional en el U.S. Open e igualando su actuación más discreta en cualquier ‘Grande’.
Varios jugadores se derrumbaron, pese a mostrarse en la ronda final. Otro inglés, Luke Donald, estaba a sólo dos golpes al comienzo de la ronda final y todo se derrumbó para él al dar su tiro de salida en el par 3 del 3, golpeando a una voluntaria entre el público, la cual pasó varios minutos en el suelo. Allí hizo bogey y luego siguió con dos más y uno doble. Contó 42 en los últimos nueve hoyos.
Otros, como el estadounidense Steve Stricker y el surafricano ex campeón del Masters, Charl Schwartzel, también sufrieron a su turno, configurando el U.S. Open tradicional, el que arrancó las emociones esperadas coronando al que mejor aguantó y soportó los golpes de Merion. Ese fue Justin Rose, el sobreviviente.

 

Mickelson primero por uno y faltan sólo 18 hoyos.

Falta una ronda para el final y la pregunta es: ¿Podrá Phil Mickelson, que ha estado tan cerca, ganar por fin el US Open?
El estadounidense ostenta un llamativo récord: cinco veces terminó segundo en el US Open. Fue en los años 1999, 2002, 2004, 2006 y 2009. Esta semana, el zurdo acabó el tercer día del torneo como lo había empezado: con un golpe bajo el par y en lo más alto del tablero. Pero con una diferencia: sin compañía en la punta.
Su compatriota Billy Horschel, quien compartía el liderazgo con Mickelson luego de 36 hoyos, hizo 72 en la tercera ronda y cayó al lugar N° 5, empatado con los ingleses Luke Donald y Justin Rose. Detrás de Mickelson, único líder, hay tres jugadores que igualan el segundo lugar en par de cancha: el sudafricano Charl Schwartzel y los estadounidenses Hunter Mahan y Steve Stricker.
Mickelson, quien el domingo cumple 43 años de edad, combinó tres birdies con tres bogeys, para irse con el par de cancha en la tercera vuelta. El inusual birdie en el largo par 3 de 254 yardas del hoyo 17 fue especialmente dulce para él. Pegó desde el tee un hierro 4 sencillamente perfecto, para luego embocar el putt. "Me quedé parado allí, admirando el tiro", declaró Mickelson. "Fue uno de los mejores tiros de mi vida".
Es la primera vez en su carrera que Mickelson tiene el liderato absoluto después de 54 hoyos en el US Open. "Es un reto difícil, pero es muy divertido", dijo Mickelson, quien totaliza 209 golpes. "Cada golpe requiere una enorme concentración, porque un error puede costarle caro a uno rápidamente. No veo la hora de regresar a jugar. Me siento bien golpeando la bola, me siento bien en los greens. Pienso que se va a requerir una ronda bajo par mañana".
Mahan y Schwartzel hicieron 69 golpes, para escalar posiciones. Mahan saldrá con Mickelson en el grupo final el domingo, y delante de ellos irán Schwartzel y Stricker. Otros que ascendieron en tablero fueron el australiano Jason Day, con 68 golpes, y el estadounidense Rickie Fowler, con 67. En cambio, Tiger Woods y Rory McIlroy se retrasaron. El estadounidense, N° 1 del Ranking Mundial, hizo 76 golpes y cayó al puesto N° 31, con 9 golpes sobre el par, mientras que el norirlandés, N° 2 del mundo, firmó una tarjeta de 75 impactos y bajó a la posición N° 25, con 8 golpes sobre el par.
Woods había iniciado la tercera ronda con 3 golpes sobre el par y empatado en el puesto N° 13. El estadounidense nunca ha ganado un Major cuando está fuera del Top 5 al cabo de 36 hoyos. Tampoco ha ganado un torneo cuando está sobre par luego de dos rondas, algo que le sucedió 50 veces en su carrera. Ahora arranca la cuarta vuelta 10 golpes atrás. "Ciertamente es frustrante", comentó Woods, quien sigue buscando su 15° Major, tras haberse estancado en 14 títulos mayores desde que ganó la edición 2008 del US Open en Torrey Pines. "Estoy jugando suficientemente bien para lograrlo, y desafortunadamente simplemente no lo he conseguido".
Donald, por su parte, tuvo el liderato en solitario en un tramo de la tercera ronda, hasta que hizo dos golpes malos en los dos últimos hoyos: uno con hierro 2 a la trampa de arena del hoyo 17, que terminó en bogey, y otro al rough profundo a la derecha del green del hoyo 18, que lo llevó a un doble bogey. Así nada más, el inglés convirtió una de las mejores rondas del día en una tarjeta de 71 golpes, para ubicarse dos impactos atrás de la cima.

 

 

Mickelson y Hoerschel punteros con -1. Los argentinos quedaron afuera.

Por segundo día consecutivo el estadounidense Phil Mickelson se quedó al frente del U.S. Open, ahora  en compañía de su compatriota Billy Horschel al cierre de la jornada de viernes del segundo ‘Major’ de la temporada y que luego de la suspensión del pasado jueves se pondrá finalmente al día con la programación este sábado en la mañana, dejando en el camino a una buena cantidad de aspirantes luego del corte. Con mayor rigor, el campo del Merion Golf Club ahora sí sacó los dientes, dejando a varios jugadores a la vera del camino y un panorama emocionante para lo que resta del fin de semana.
Mickelson, que comenzó al promediar la tarde con bogey al hoyo 1, recuperó lo andado con una espectacular salida del búnker en el 2 y se mantuvo con pares hasta el hoyo 9. Luego, se encontró de frente con el verdadero líder de la semana, el propio campo, al marcar dos bogeys, al 12 y 13, y rematar con un tardío birdie que lo puso de nuevo adelante, al lado de un Horschel que marcó 67 antes.
A pesar de una semana de lluvia y de las condiciones suaves que muchos habrían imaginado harían vulnerable el East Course de Merion, el campo sacó las uñas y pasó caras facturas a una buena cantidad de serios aspirantes, que se encontraron de frente con greens pequeños y fairways angostos con potentes roughs a lado y lado.
Sólo dos jugadores llegaron al clubhouse bajo del par, Mickelson y Horschel, que alcanzó los 18 greens en regulación en el segundo día para contar 139 impactos (-1) y mantenerse al lado de Mickelson a esta altura. Steve Stricker, Luke Donald y Justin Rose también llegaron al final antes que la oscuridad detuviera el juego, a un golpe. 68 jugadores deben completar sus hoyos pendientes de la segunda ronda en la mañana del sábado antes del obligatorio corte a 36 hoyos, el cual se espera quede en una increíble cifra de +8.
Mickelson estaba en el hoyo 18, cuando sonó la sirena de suspensión. Las normas permiten que un jugador en estas circunstancias pueda completar el hoyo y Mickelson la tenía, tras un segundo tiro de 240 yardas a la izquierda del green. Así, se concentró el rematar su vuelta, embocando un putt desde 20 pies para su único acierto del día y 72 en la cuenta, en un día frustrante arriba del green. “Me sentí muy bien. No esperaba un birdie allí”, comentó Mickelson. “Es un hoyo muy difícil, pero al final creo que jugué bien. Aunque hice +2 fueron muchas las oportunidades de birdie que no pude capitalizar. Si hubiera hecho birdie del 2 o los del 8 o 9 u 11 habría cambiado la ronda. Pero no fue así. Jugué bien a pesar de sentir que el marcador no es el que pensaba que debería ser”, reconoció.
El zurdo no fue el único que lo pensó así. Merion fue brutal el viernes, con un promedio de más de 74,6 golpes. De las rondas completadas, sólo tres estaban bajo par y 10 fueron por encima de los 80 golpes. Tiger Woods, que sigue con problemas en su codo izquierdo, fue uno de sólo cinco jugadores en la ronda de la mañana que logró hacer par o mejor en las 6.996 yardas de Merion, que acoge el U.S. Open por quinta vez. Su par cancha (70), que tuvo su cuota de desaciertos, lo mantuvo por encima del corte, igualado en el puesto 17, cuatro golpes atrás.
“Es difícil por el viento y las ubicaciones de las banderas”, estimó Woods, que nunca ha ganado un torneo del PGA Tour tras estar por encima del par en 36 hoyos. “Fue muy duro. Sabíamos que iba a estarlo pero no pensamos que iba a ser tan graves como en realidad se presentaron”, declaró.
El corte lo fallaron una buena cantidad de figuras. Graeme McDowell, uno de los favoritos antes del torneo, contó +13 en dos rondas. David Toms hizo +12, José María Olazábal contó 81, Jim Furyk +16 y el argentino Ángel Cabrera, que perdió en desempate con Adam Scott en el Masters, se fueron hasta +15.

Horschel, de 26 años y que ganó su primer torneo del PGA Tour a principios de este año en el Zurich Classic, está jugando en apenas su segundo Abierto de Estados Unidos. “El campo, a pesar que está suave, sigue siendo difícil. Lo importante es no ponerse nervioso. Fallé algunos tiros pero la clave está en entender que aquí todo es diferente. Es un U.S. Open y las equivocaciones son constantes. Hay que ser paciente”, comentó el estadounidense, al que el público colombiano vio el año anterior en el Colombia Championship del Web.com Tour, falló poco, embocó lo justo y contó cuatro birdies por un solo bogey para ganar más de 30 casillas luego del 72 anotado en la víspera.
Donald, uno de los que completó los 36 hoyos en el tiempo establecido, vivió un verdadero sube y baja este viernes, al contar más ‘bogeys’ que pares y ‘birdies’ combinados a medida que Merion sacaba los dientes. Llegó temprano al campo para cerrar su primera ronda y allí, anotó dos bogeys finales para quedarse a 2 del líder parcial Mickelson.
Luego, una hora más tarde, salió por la segunda vuelta (al igual que el año anterior la segunda vuelta arranca en el 11 y no en el 10) y llegó a ponerse -4 para el torneo, cortesía de birdies en los hoyos 12 y 13. Sin embargo, el inglés reculó y se quedó con bogeys en los dos pares 5 (el 2 y el 4), así como los siguientes tres hoyos en línea. “Es el U.S. Open, no hay que entrar en pánico cuando pasen cosas como estas. Fue bueno hacer ‘birdie’ en el 9”, comentó Donald sobre el remate de su jornada.
Poco a poco, Donald logró aguantar y al final quedó como líder en el clubhouse por una buena parte del día. “Creo que Merion está mostrando lo que es, un gran campo. Los scores van a subir y es bueno poder no estar tan lejos”, destacó el británico, que cuenta apenas con un Top-10 en este Abierto Estadounidense y busca la hazaña de ser el primer inglés en ganar esta competencia desde Tony Jacklin en 1970 en Hazeltine National. “Estoy emocionado de estar en la pelea, de tener la oportunidad”, completó.
Los argentinos Goya y Cabrera no pasaron el corte. Goya terminó el recorrido de la primera vuelta con un bogey y un doble bogey que lo dejó +1 en la general. Pero en la segunda vuelta empezó con 5 bogeys consecutivos a los que se agregaron uno mas, 2 dobles y un triple bogey para totalizar una vuelta de 83 (+13) y quedar afuera con + 14. Mientras que Cabrera hizo 6 bogeys, 1 doble y un triple bogey para una vuelta de 81 golpes para un total de +15.

 

US Open, Mickelson adelante en la primera ronda. Goya a cuatro golpes.

Phil Mickelson vivió una auténtica odisea para llegar casi al límite de tiempo en el tee del uno. El zurdo no quería perderse la fiesta de fin de curso de su hija Amanda que se celebraba en San Diego el 12 de junio, un día antes del comienzo del US Open, Mickelson decidió que volaría a California para estar presente y regresaría a tiempo para el horario de su salida. La noche del lunes voló a su casa y entrenó en el sol de California, ya había estado toda una semana en Merion. Luego de la ceremonia de graduación en la escuela de Amanda en Carlsbad, la tarde del miércoles, Mickelson cruzó todo el país para llegar a las cuatro de la madrugada a Filadelfia, a las 5:30 estaba en Merion y pegó su tiro de salida a las 7:11.

El esfuerzo del “padre del año” tuvo su recompensa en un campo que le viene como anillo al dedo. Merion Golf Club es un maravilloso recorrido que premia la imaginación y ahí Mickelson es un número uno. Sin el driver entre sus palos -agregó un quinto wedge en lugar del driver, un 64 grados “Me puede ayudar a salvar un par de golpes y eso en un US Open es mejor que 20 yardas mas en la salida”- acabó el día con la segunda mejor vuelta (-3) y unos cuantos golpes para recordar.

Un birdie del inglés Luke Donald, casi sobre la suspensión del juego, lo puso en un parcial de -4, con un golpe de ventaja sobre Mickelson, que jugó en la mañana y terminó con 67. Por detrás, y todavía con los hoyos más difíciles por jugar (el inicio de Merion es bastante cómodo) estaban posicionados algunos candidatos como el actual campeón del Masters de Augusta, el australiano Adam Scott, que cuando sonaron las sirenas de suspensión acababa de embocar un ‘birdie’ a su cuenta en el 11. El campeón defensor de la semana, el estadounidense Webb Simpson está en -2 en sus primeros 8 hoyos, igualado con Mathew Goggin y Alister Presnell, los dos australianos. El inglés Lee Westwood, que lleva 13 hoyos, lidera al grupo que persigue, con -1.

Mención aparte merece Tiger Woods que desde el principio pareció no acoplarse al espíritu de este mítico campo de golf. Incluso se vieron gestos de sufrimiento después de un mal golpe desde el rough alto. El número uno del mundo iba +2 tras 10 hoyos.

Al filo de las 8:16 p.m. (una hora menos en Colombia), sonó la sirena de suspensión de las acciones por el día, uno bastante largo que totalizó una parada de más de cuatro horas y media. El norirlandés Rory McIlroy está par cancha en 11 hoyos, mientras que su ‘partner’ de juego, el astro y favorito Tiger Woods marcha +2 y tiene todavía un ‘putt’ que embocar en el ‘green’ del 11.

“Puede ser que sea anormal, pero en realidad funcionó muy bien”, dijo Mickelson del viaje en la noche previa. “Tuve todas mis jornadas de práctica en Merion semana y media atrás. Sabía exactamente lo que necesitaba para jugar bien dadas las condiciones y teniendo en cuenta las diferentes condiciones de viento, los palos que iba a emplear, etc.…”, relató Mickelson, que así completó su mejor tarjeta con relación al par de un campo del U.S. Open en una primera ronda desde 1999 en Pinehurst.

“No sentí que necesitara más tiempo en Merion, lo que necesitaba era alcanzar un buen nivel con mi juego fuerte. El tener un buen sitio de práctica en casa y buen clima me permitió lograrlo. Así que todo salió muy bien”, destacó el californiano

La jornada para él fue larga, lo mismo que para la mayoría de los jugadores, que tuvieron que soportar dos suspensiones por cuestiones climáticas, la primera de más de tres horas y media apenas cuando los primeros grupos del día se encontraban en el hoyo 7. Mickelson, a esa altura, había jugado cuatro hoyos, arrancando por el 10 y contando un ‘bogey’ ya en el 11, corrigiéndolo en el 13.

Luego de la postergación, se fue con pares en sus siguientes cinco hoyos, apenas para comenzar su segunda vuelta con un nuevo ‘birdie’ y dos adicionales antes de finalizar en el hoyo 9. Con este panorama, llegó el turno de la tarde, el cual quedó pendiente en su totalidad para retomar sus recorridos a las 7:15 a.m. de este viernes. El pronóstico para el clima es esperanzador: seco, durante el resto de la semana.

Woods parecía lastimado de la mano izquierda después de tratar de sacarla del ‘rough’ profundo en el hoyo 1. Hizo una mueca y sacudió su muñeca izquierda otra vez después de golpear la madera 5 desde el mismo ‘rough’ en el 5. Ya tenía tres ‘bogeys’ aunque cinco hoyos antes de comenzar a recuperar el terreno con un gran ‘putt’ de 50 pies para ‘birdie’ en el 6.

Woods, sin embargo, no pudo aprovechar los hoyos sobre el papel más sencillos del campo y mostró algo de temblores desde el ‘rough’ en el 10 y dos veces más en el 11, momento en el que se detuvieron las acciones. “Tengo un montón de hoyos por jugar y con suerte, puedo hacerlo un poco mejor que este día mañana”, puntualizó.

Los argentinos, Estanislao Goya salió del 11 y al llegar al 18 iba -1 consecuencia de birdies en el 13 y el 15 y un bogey en el 18. Luego continuó con birdie en el 1 y a partir de allí, hizo bogeys en el 2 y en el 5, doble bogey el 6 y corrigió con un birdie en el 10 para terminar con +1 en la primera ronda. Nada mal para esta nueva expriencia del Goya en suelo americano, aunque cuando venía 2 menos en el leaderbord nos hacía ilusionar con otro final. En cuanto a Angel Cabrera completo su ronda en +4  con un birdie y tres bogeys y un doble biogey.

En cuanto a los “candidatos” Adam Scott, Rory McIlroy y Tiger Woods completaron sus rondas quedando en +3.