Posts Tagged ‘Abierto Britanico’

McIlroy se impone en The Open Championship.

15 julio, 2014 Sin Comentarios

En un British Open atípico por el clima, sin viento y sin lluvia durante el juego, con una cancha favorecida por algunas lluvias anticipadas,  el campo del Royal Liverpool en Inglaterra ofreció el escenario ideal para confirmar que el norirlandés Rory McIlroy es, el nuevo “Wonder Boy” del golf mundial. Tras una semana espléndida, el golfista de 25 años alcanzó su tercera corona “Major”, al anotarse como el vencedor de punta a punta del Open Championship, el Abierto Británico de Golf que concluyó este domingo. Únicamente Jack Nicklaus y Tiger Woods ganaron tres majors diferentes con la edad de Rory. Una comparación que habla por sí misma de la dimensión fabulosa de este norirlandés.

El nuevo campeón salió jugar la última ronda con seis golpes de ventaja sobre el estadounidense Rickie Fowler, y seis sobre el español Sergio García y el estadounidense Dustin Johnson. El norirlandés hizo lo que debía: controló sus nervios, jugó con inteligencia y paciencia, y terminó imponiéndose con dos golpes de ventaja sobre Fowler y García. Tuvo tres ‘putts’ para evitar un desempate y llevarse el torneo, desde corta distancia en el ‘green’ del hoyo 18. Se tomó dos, y apretó el puño para festejar.

McIlroy ganó de punta a punta, siempre en ventaja al final de cada vuelta, sin estar siquiera empatado en la primera posición. Fue la cuarta vez en un ‘Major’ que García terminó segundo. El español nunca ganó un torneo grande. Para Fowler fue la segunda vez consecutiva que termina en segundo lugar en un ‘Grande’. El joven estadounidense es el único jugador que acabó en el Top-5 en cada uno de los tres torneos grandes disputados en lo que va del año.
Con esta victoria, McIlroy puso su nombre debajo del estadounidense Phil Mickelson en el orden de la Jarra de Plata y en los libros de récords al lados de los míticos Jack Nicklaus y Tiger Woods como los más jóvenes en conseguir tres perlas del Grand Slam.
“Estoy muy orgulloso de mí mismo”, agregó McIlroy después de su victoria. “El poder sentarse aquí, a los 25 años de edad, y ganar mi tercer ‘Major’ es algo que nunca soñé en obtener en este momento, cuando mi carrera está empezando”, afirmó.
Después de casi dos años de agitación y sobresalto, McIlroy pareció nuevamente el chico que rompió todos los récords cuando ganó el U.S. Open en el campo de Congressional en 2011 en el Congreso y que repitió la dosis en el PGA Championship en Kiawah Island, en ambos imponiéndose por ocho impactos.

Todo hubiera podido ser más sencillo si García no hubiera comenzado de la manera en la que lo hizo. El ibérico descontó dos golpes en cuatro hoyos antes de llegar al ‘tee’ del hoyo 15. Desde allí la tiró a uno de esos búnkeres traicioneros típicos de un campo ‘Links’ y en su intento por dejarla ‘dada’ no la logró sacar en su primer intento, quedándose con ‘bogey’ y reduciendo su empuje, el cual lo habían llevado a jugadas espectaculares como el águila que logró en el par 5 del 10. Los dos ‘birdies’ en sus hoyos finales no le alcanzaron. García marcó 66 golpes y por cuarta ocasión quedó segundo en un ‘Major’.
Fowler, jugando en el grupo final de un ‘Major’ por segunda ocasión consecutiva, no hizo nada malo, pero tampoco logró cazar a McIlory. El estadounidense no cometió ‘bogeys’ y con tres ‘birdies’ en los últimos cuatro hoyos contabilizó 67.

Con la Claret Jug en sus manos, el norirlandés confesaba la importancia de esta victoria y alababa a los guerreros que han salido al campo hoy a pecho descubierto dispuestos a plantearle la más dura de las batallas.

“El Open es el torneo que todos queremos ganar, es el torneo que todos nos esforzamos por ganar, y tener esta jarra en mis manos es una sensación increíble. Ha sido un placer competir con vosotros dos. Rickie, no tengo ninguna duda que con los resultados que estás teniendo en los grandes tu hora va a llegar, y lo mismo opino de Sergio”, afirmaba McIlroy aclamado por un público que, durante toda la semana, le ha llevado en volandas hacia la victoria.

Muy buena actuación del único latinoamericano presente en el evento, el argentino Ángel Cabrera, logró completar una buena semana, después de su 76 del jueves. Hizo 69 el viernes, 70 el sábado y 67 el domingo, para terminar empatado en la posición N° 19, con un total de 6 golpes bajo el par

Adam Scott ha vuelto a mostrar el gran nivel de juego que le ha llevado hasta el escalafón más alto del ranking mundial. Encuadrado en los peores turnos de juego, y dejándose muchos golpes en los greenes, el australiano ha tirado de garra y, gracias a su 66 final, se ha metido entre los cinco primeros de la clasificación.

Por su parte, el ex número uno, el estadounidense Tiger Woods, tuvo otra floja ronda, luego de su 69 del jueves. Hizo 77 el viernes, 73 el sábado y 75 el domingo, para sumar 6 golpes sobre el par y acabar en el puesto N° 69, en su regreso a los ‘Majors’. Woods, de 38 años de edad, volvió a disputar un torneo grande después de perderse este año el Masters de Augusta y el U.S. Open, tras someterse a una operación para corregir un pinzamiento de un nervio que sufría en la espalda.

 

 

 

Angel Cabrera, Tiger Woods y Henrik Stenson en The Open Championship.

Hay muchas historias para ver en el Open Championship de esta semana, empezando porque es el primer “Major” del año para Tiger Woods hasta verlo a Phil Mickelson intentar ganar otro Claret Jug.
Los grupos y horarios de salida para las dos primeras rondas fueron anunciados el lunes por la mañana en el Royal Liverpool, y he aquí un vistazo a algunas de las parejas más destacadas, con todo tee times EDT:

• Un trío en llamas:  Tiger Woods, ganador la última vez que se jugó el Open en esta cancha (2006) es la atracción No. 1; el sueco Henrik Stenson, No. 2 del ranking mundial y el argentino Ángel Cabrera, reciente ganador en el PGA Tour además de sus dos majors y siempre un gran competidor en los “Majors” pegarán sus primeros golpes a las 4:04 am del jueves. Tiger buscarán demostrar que se ha librado del “óxido” que mostró en el Quicken Loans Nacional mientras juega su primer major de la temporada. Cabrera (2014 Greenbrier Classic) y Stenson (2013 ganador de la FedEx Cup) proporcionarán un entorno de buen juego y veremos si Woods puede alinearse con ellos.

• Los jóvenes que piden lugar: Dos grupos después del de Woods hay un trío de jóvenes: Rory McIlroy, Hideki Matsuyama y Jordan Spieth. Son un total combinado de 67 años de edad, con McIlroy ganador de dos “Majors” a la edad de 25. Spieth ha mostrado destellos de brillantez en los principales escenarios, incluyendo liderar el domingo el Masters 2014. Matsuyama recogió su primera victoria del PGA Tour esta temporada. El grupo saldrá a las 4:26 am

• El regreso por masPhil Mickelson devolvió el Claret Jug el lunes en el Royal Liverpool y ahora junto a Bubba Watson y Ernie Els en su intento de ganar nuevamente del otro lado del océano. Este grupo cuenta con 12 títulos Majors entre ellos y se llegará al primer tee a las 9:05 am

• Otros candidatos a un nuevo “Major”: La línea formada por Justin Rose, Adam Scott y Jason Dufner es un grupo que también tiene un puñado de grandes títulos, pero cada uno sigue en busca de su segundo “Major”. Rose es el más caliente del grupo, tras haber ganado sus últimos dos torneos, incluyendo el Abierto de Escocia el domingo. Mickelson ganó el Campeonato Abierto de 2013 después de ganar el escocés. Este grupo se pone en marcha a las 9:27 am.

Las salidas completas son las siguientes (horario local):

Jueves 17 de julio

1:25 a.m.: David Howell, David Duval, Robert Karlsson
1:36 a.m.: Dawie van der Walt, Cameron Tringale, Masanori Kobayashi
1:47 a.m.: Chris Wood, Matt Jones, Bernd Wiesberger
1:58 a.m.: Erik Compton, Hyung-Sung Kim, Marc Leishman
2:09 a.m.: Koumei Oda, Ben Martin, Anirban Lahiri
2:20 a.m.: Kiradech Aphibarnrat, Brooks Koepka, Edoardo Molinari
2:31 a.m.: Branden Grace, Freddie Jacobson, a-Ashley Chesters
2:42 a.m.: Justin Leonard, Ben Curtis, Paul Lawrie
2:53 a.m.: Francesco Molinari, Ryan Moore, Thorbjorn Olesen
3:04 a.m.: Matteo Manassero, a-Bradley Neil, Mikko Ilonen
3:15 a.m.: Thomas Bjorn, Patrick Reed, Stewart Cink
3:26 a.m.: Tom Watson, Jim Furyk, Darren Clarke
3:37 a.m.: Luke Donald, Rickie Fowler, Sergio Garcia
3:53 a.m.: Harris English, Paul Casey, Matt Every
4:04 a.m.: Tiger Woods, Ángel Cabrera, Henrik Stenson
4:15 a.m.: Charl Schwartzel, Padraig Harrington, K.J. Choi
4:26 a.m.: Rory McIlroy, Hideki Matsuyama, Jordan Spieth
4:37 a.m.: Ian Poulter, Dustin Johnson, Jimmy Walker
4:48 a.m.: Graeme McDowell, Matt Kuchar, Louis Oosthuzen
4:59 a.m.: Stephen Gallacher, Hunter Mahan, Victor Dubuisson
5:10 a.m.: Nick Faldo, Todd Hamilton, Mark Calcavecchia
5:21 a.m.: Ryan Palmer, Brett Rumford, Tomohiro Kondo
5:32 a.m.: John Singleton, Peter Uihlein, Marc Warren
5:43 a.m.: Paul McKechnie, Kristoffer Broberg, Juvic Pagunsan
5:54 a.m.: Rhein Gibson, Brian Harman, Hyung-Tae Kim
6:05 a.m.: Chris Hanson, Oscar Floren, Yoshinobu Tsukada
6:26 a.m.: James McLeary, Matthew Southgate, Hiroshi Iwata
6:37 a.m.: Roberto Castro, Victor Riu, Tyrrell Hatton
6:48 a.m.: Dong-Kyu Jang, Nick Watney, Shawn Stefani
6:59 a.m.: D.A. Points, Y.E. Yang, Brendan Steele
7:10 a.m.: Scott Stallings, Pablo Larrazabal, Bryden MacPherson
7:21 a.m.: George Coetzee, Charley Hoffman, Michael Hoey
7:32 a.m.: Kevin Streelman, Brendon de Jonge, Brendon Todd
7:43 a.m.: Gary Woodland, Sandy Lyle, Kevin Stadler
7:54 a.m.: Brandt Snedeker, Graham DeLaet, a-Cheng-Tsung Pan
8:05 a.m.: Boo Weekley, Danny Willett, Ashun Wu
8:16 a.m.: J.B. Holmes, Jonas Blixt, Chris Kirk
8:27 a.m.: Miguel Angel Jimenez, Bill Haas, Thongchai Jaidee
8:38 a.m.: Martin Kaymer, Jason Day, Zach Johnson
8:54 a.m.: Webb Simpson, Jamie Donaldson, Yusaku Miyazato
9:05 a.m.: Phil Mickelson, Ernie Els, Bubba Watson
9:16 a.m.: Gonzalo Fernandez-Castano, Russell Henley, Billy Horschel
9:27 a.m.: Adam Scott, Justin Rose, Jason Dufner
9:38 a.m.: Ryo Ishikawa, Lee Westwood, Keegan Bradley
9:49 a.m.: Kevin Na, Joost Luiten, John Senden
10:00 a.m.: John Daly, Tommy Fleetwood, Ross Fisher
10:11 a.m.: Mark Wiebe, Rafael Cabrera-Bello, a-Paul Dunne
10:22 a.m.: Oliver Fisher, Chesson Hadley, Shane Lowry
10:33 a.m.: George McNeill, Richard Sterne, Chris Stroud
10:44 a.m.: Gregory Bourdy, Jin Jeong, Matthew Baldwin
10:55 a.m.: Justin Walters, Rhys Enoch, Billy Hurley III
11:06 a.m.: Christopher Rodgers, Scott Jamieson, Byeong-Hun An

• • •

Viernes 18 de julio

1:25 a.m.: James McLeary, Matthew Southgate, Hiroshi Iwata
1:36 a.m.: Roberto Castro, Victor Riu, Tyrrell Hatton
1:47 a.m.: Dong-Kyu Jang, Nick Watney, Shawn Stefani
1:58 a.m.: D.A. Points, Y.E. Yang, Brendan Steele
2:09 a.m.: Scott Stallings, Pablo Larrazabal, Bryden MacPherson
2:20 a.m.: George Coetzee, Charley Hoffman, Michael Hoey
2:31 a.m.: Kevin Streelman, Brendon de Jonge, Brendon Todd
2:42 a.m.: Gary Woodland, Sandy Lyle, Kevin Stadler
2:53 a.m.: Brandt Snedeker, Graham DeLaet, a-Cheng-Tsung Pan
3:04 a.m.: Boo Weekley, Danny Willett, Ashun Wu
3:15 a.m.: J.B. Holmes, Jonas Blixt, Chris Kirk
3:26 a.m.: Miguel Angel Jimenez, Bill Haas, Thongchai Jaidee
3:37 a.m.: Martin Kaymer, Jason Day, Zach Johnson
3:53 a.m.: Webb Simpson, Jamie Donaldson, Yusaku Miyazato
4:04 a.m.: Phil Mickelson, Ernie Els, Bubba Watson
4:15 a.m.: Gonzalo Fernandez-Castano, Russell Henley, Billy Horschel
4:26 a.m.: Adam Scott, Justin Rose, Jason Dufner
4:37 a.m.: Ryo Ishikawa, Lee Westwood, Keegan Bradley
4:48 .m.:   Kevin Na, Joost Luiten, John Senden
4:59 a.m.: John Daly, Tommy Fleetwood, Ross Fisher
5:10 a.m.: Mark Wiebe, Rafael Cabrera-Bello, a-Paul Dunne
5:21 a.m.: Oliver Fisher, Chesson Hadley, Shane Lowry
5:32 a.m.: George McNeill, Richard Sterne, Chris Stroud
5:43 a.m.: Gregory Bourdy, Jin Jeong, Matthew Baldwin
5:54 a.m.: Justin Walters, Rhys Enoch, Billy Hurley III
6:05 a.m.: Christopher Rodgers, Scott Jamieson, Byeong-Hun An
6:26 a.m.: David Howell, David Duval, Robert Karlsson
6:37 a.m.: Dawie van der Walt, Cameron Tringale, Masanori Kobayashi
6:48 a.m.: Chris Wood, Matt Jones, Bernd Wiesberger
6:59 a.m.: Erik Compton, Hyung-Sung Kim, Marc Leishman
7:10 a.m.: Koumei Oda, Ben Martin, Anirban Lahiri
7:21 a.m.: Kiradech Aphibarnrat, Brooks Koepka, Edoardo Molinari
7:32 a.m.: Branden Grace, Freddie Jacobson, a-Ashley Chesters
7:43 a.m.: Justin Leonard, Ben Curtis, Paul Lawrie
7:54 a.m.: Francesco Molinari, Ryan Moore, Thorbjorn Olesen
8:05 a.m.: Matteo Manassero, a-Bradley Neil, Mikko Ilonen
8:16 a.m.: Thomas Bjorn, Patrick Reed, Stewart Cink
8:27 a.m.: Tom Watson, Jim Furyk, Darren Clarke
8:38 a.m.: Luke Donald, Rickie Fowler, Sergio Garcia
8:54 a.m.: Harris English, Paul Casey, Matt Every
9:05 a.m.: Tiger Woods, Ángel Cabrera, Henrik Stenson
9:16 a.m.: Charl Schwartzel, Padraig Harrington, K.J. Choi
9:27 a.m.: Rory McIlroy, Hideki Matsuyama, Jordan Spieth
9:38 a.m.: Ian Poulter, Dustin Johnson, Jimmy Walker
9:49 a.m.: Graeme McDowell, Matt Kuchar, Louis Oosthuzen
10:00 a.m.: Stephen Gallacher, Hunter Mahan, Victor Dubuisson
10:11 a.m.: Nick Faldo, Todd Hamilton, Mark Calcavecchia
10:22 a.m.: Ryan Palmer, Brett Rumford, Tomohiro Kondo
10:33 a.m.: John Singleton, Peter Uihlein, Marc Warren
10:44 a.m.: Paul McKechnie, Kristoffer Broberg, Juvic Pagunsan
10:55 a.m.: Rhein Gibson, Brian Harman, Hyung-Tae Kim
11:06 a.m.: Chris Hanson, Oscar Floren, Yoshinobu Tsukada

Que depara el campo del Royal Liverpool Golf Club.

10 julio, 2014 Sin Comentarios

La mirada aquí es dura, con hoyos de golf que desnudan sus elementos esenciales. Royal Liverpool Golf Club no será un lugar elegante. Ciertamente no es pintoresco. Al igual que muchos campos de campeonato tipo links, es una tierra suficiente gracias a la intervención de las dunas y/o la construcción de viviendas como para aislarla del mar. Pero, invariablemente, se puede sentir el Mar de Irlanda y el olor del agua salada en el aire cuando el viento llega, como siempre lo hace en julio, desde que sale del poniente sopla a través del campo de golf. Fue entonces cuando esta tierra austera realmente cobra vida. Esta es la décima vez que el Open Championship se juega en Royal Liverpool. Y siguen regresando porque, a pesar de su apariencia Inicial modesta, la cancha tiene mucha personalidad.

La última vez que se celebró un campeonato abierto aquí, en 2006, el lugar parecía un tazón de polvo. Cada vez que Tiger Woods golpeaba un hierro -lo que hizo virtualmente en cada tee en todo el ventoso campeonato- una nube de polvo voló, un recordatorio severo de lo firme y rápidos parecen las condiciones del link.

Esta vez, el verano ha sido más amable, con más lluvia y, por lo tanto, Hoylake, como llaman al campo de golf, no será tan dura y huesuda como lo fue hace ocho años. El diseño de par 72, 7.322 yardas, sólo 64 metros más largo que el diseño 2006, cuenta con un camino que cambia constantemente las direcciones. Es un lugar difícil para sentirse cómodo jugando. Las dunas ondulantes ocultan tanto como lo que exponen al golfista que se aproxima.

Las 74 hectáreas (184 acres) de Hoylake ofrecen defensas simples en forma de montículos, ondulaciones y pequeños bunkers. Muchos hoyos tienen un búnker en el frente, justo donde te gustaría aterrizar una pelota para evitar que ruede mas allá del green. Y desde el cuarto tee hasta el 15º green, el campo nunca juega a favor del viento o contra el viento, todo juega con un viento cruzado, que por lo general está soplando alrededor de 10/15 millas por hora en un día relativamente tranquilo.

Los hoyos cercanos al club house (el inicio y el final de la ronda) están en una tierra más bien plana. Las dunas de arena a lo largo del río Dee en el tramo occidental del campo hace mas dramática la forma del terreno. Todo el campo es rico en hábitat de aves y diversas especies de plantas nativas. Es bueno ver a un campo que incluye una parcela orientada al valor la vida silvestre como un sitio ambientalmente protegido de Especial Interés Científico

Espere ver muchas maderas y hierros largos en los golpes desde los tees de salida, incluso en los hoyos de par 5. El objeto principal de los drives, además de aterrizar en los fairways, es evitar los bunkers profundos de Hoylake. La presencia de cuatro hoyos de par 5 significará que las puntuaciones tienden a ser bajos en este año del Abierto Británico. Pero también deja la puerta abierta a los competidores para recuperar terreno. Dos de los tres últimos hoyos, de hecho, el 16 y el 18, son hoyos de par 5 a favor del viento. Eso significa muchas oportunidades de birdie y águila- siempre que los jugadores golpeen desde el fairway.

El Claret Jug ha vuelto a casa.

15 julio, 2013 Sin Comentarios

Después de haber viajado por el mundo en posesión del campeón del 2012 Ernie Els. "Creo que fue a cada esquina, excepto América del Sur", dijo The Big Easy - el trofeo más prestigioso del deporte está volviendo al R&A. Manteniendo la hora señalada, las 10 horas, Els se dirigió a un lado del clubhouse, donde fue recibido por Peter Dawson, director ejecutivo de la R&A, y un pequeño grupo de fotógrafos, periodistas y aficionados curiosos.

Els, ganador en Royal Lytham el año pasado, sonrió cuando se le preguntó en que forma estaba la "jarra".

Una gran sonrisa acompañó la respuesta. "Nos fuimos de la casa de Wentworth (en las afueras de Londres) las últimas dos o tres semanas. Por lo tanto, ha sido limpiada y pulida y estaba muy, muy brillante cuando se la di al señor Dawson."

"Las cosas han salido bastante bien, toco madera", dijo Els. "Me alegro donde estoy en este momento, defender el título de un “Major” y después de haber sido incluido en el Salón de la Fama (World Golf Hall of Fame). Estoy orgulloso de la forma en que me he mantenido".

 

Mientras que Woods está considerado como el favorito en las apuestas, Els, presionado por los periodistas, sugirió que podría entregarle ese título a Phil Mickelson "porque ganó (el domingo el Scottish Open)." De hecho, el zurdo inimitable prevaleció en un desempate en el Abierto de Escocia, ganando finalmente en los links de golf (Castle Stuart). Cuando le comentaron que Mickelson dijo algo en el sentido de que ya era hora de aprender a jugar en los links, Els nuevamente mostró su característica sonrisa. "Le ha tomado 22 años, supongo", dijo Els.

No es así con The Big Easy. Más bien le tomó 22 segundos para caer en este tipo de campo. En 1987 acompañó a los compañeros adolescentes de Sudáfrica al Reino Unido por la British Amateur y algunos otros torneos. "Llegar a los links por primera vez fue una sensación muy especial", dijo. "Estaba tan emocionado de jugar ese tipo de canchas."

Esa historia de amor sólo ha aumentado de manera exponencial.

“El sonido es diferente. Los divots en los fairways son diferentes. Toda la experiencia es diferente a cualquier otra cosa en el mundo. Es algo que realmente te gusta o no te gusta. He sido lo suficiente afortunado que realmente me enamoré de eso,” dijo el sudafricano.

Si bien no pasó el corte en el Scottish Open, Els tiene el entusiasmo de su reciente victroia en Alemania hace algunas semanas y el hecho de que un firme, rápido y terrible Miurfield es de su agrado. Parece estar de acuerdo que esta histórica cancha de la costa sureste escocesa puede llegar a ser la mejor en la rotación de canchas del Open. “Todo puede suceder ahí afuera,” dijo Els sobre la rapidez de Muirfield.

Mientras hablaba el viento empezó a soplar, las nubes flotaban y la temperatura comenzó a caer. De manera que el pronóstico no parecía “caluroso o muy caluroso.”

Pero, hay que recordar que el pronóstico se puede modificar en cualquier momento. Solo como parte de la magia de uno de los mas grandes campeonatos de golf.

Fotografía gentileza de Mercedes Benz

The Open Championship en Muirfield

El tiempo pasa rápidamente hacia la ‘hora cero’ del tercer "Major" de la temporada, el esperado Abierto Británico, el torneo más antiguo del mundo y que del 18 al 21 de julio se jugará nuevamente en el complicado y antiguo par 71 de Muirfield, recorrido escocés que por decimosexta ocasión tendrá al ‘Open’.

Grandes nombres han levantado la famosa ‘Claret Jug’ allí, golfistas de la talla de Gary Player, Jack Nicklaus, Walter Hagen, Harry Vardon, Lee Trevino, Tom Watson y, más recientemente, Ernie Els, ganador en 2002 y sobre el cual se centran buena parte de las noticias previas a la gran cita.

“Simplemente es el mejor campo de Gran Bretaña”, declaró Nicklaus hacia el año 1980. Fue tal la admiración del ‘Oso Dorado’ por estos ‘Links’ al oriente de Edimburgo que en su natal Columbus, en Ohio, construyó Muirfield Village, la sede del Memorial Tournament del PGA Tour cada año.

Cuando se habla de Muirfield y su exclusividad, se puede decir que es una especie de Augusta National Club. Muirfield, club que recibió en 1892 su primer British como sede y pertenece a la Honorable Compañía de Golfistas de Edimburgo, la cual es a su vez la más antigua y una de las más exclusivas del planeta. Según datos oficiales, esta compañía se creó en 1744 y fue la primera en crear las reglas de golf que años más tarde pasarían a manos de la Royal and Ancient Golf Club of St. Andrews.

Su par 71 de 7.192 yardas, fiel al estilo escocés, carece de árboles u obstáculos que minen la entrada del viento, por lo que si sopla como se espera será un recorrido complicado. Los ‘greens’ tienen mucho movimiento y una de las claves para llevarse una victoria de Muirfield será el buen rendimiento con el ‘putter’. ¿Un consejo? Evitar sus profundos búnkeres, que pueden ser determinantes.

La de 2013 será una edición llena de emociones. Con un inglés como ganador del U.S. Open, varias miradas apuntan sobre Justin Rose. Woods, ganador cuatro veces esta temporada, sigue en la búsqueda de su ‘Major’ y las apuestas se centran en cuándo podrá quebrar la sequía de ‘Grandes’ en su palmarés. Y por supuesto, el nombre de un renovado Els, ganador no solo como se dijo en 2002 sino en la edición del año anterior, lo ponen como otro protagonista en las horas previas.

Animado por su triunfo en junio pasado en el BMW International del Tour Europeo, el sudafricano, sabe que tiene una nueva oportunidad para seguir engrosando su palmarés, en el que reposan cuatro ‘Grandes’, así como 68 triunfos alrededor del mundo.

La ultima vez que se jugó un Open en Muirfield fue en 2002 ese año ganó Ernie Els.

Tiger Woods y The Open Championship en Royal Lytham & St, Annes

18 julio, 2012 Sin Comentarios

Hay pocos indicios que sugieran que Tiger Woods se puso nostálgico cuando llegó a los campos del Royal Lytham & St. Annes el domingo anterior para la ronda de práctica temprana de la mañana. No es su naturaleza reflejar, que sigue todavía buscando mayores metas. Esa es la razón por la cual estuvo en los viejos links, en preparación para la ronda de apertura del jueves 19 del Open Championship trasladándose desde la Florida a través del Atlántico hasta el lugar que será usado por undécima vez en el torneo más viejo del juego.
Woods voló por la noche, aterrizó en las cercanías del aeropuerto de Blackpool a las 7:30 a.m. y fue al campo del Royal Lytham alrededor de las 9 hora local. A partir de allí, jugó una ronda de práctica de 18 hoyos en la cual trazó su camino junto a su caddie Joe LaCava, prestando particular atención a los greens y a los contornos. Por supuesto, Woods estaría muy contento de aumentar su colección de tres Claret Jugs, habiendo pasado cuatro años completos sin ganar un “Major” y con su total parado en 14. Pero antes de comenzar a acumular las 74 victorias en el PGA Tour y conseguir sus victorias en los majors que incluyen dos en el Old Course en St. Andrews y otra en el Royal Liverpool, Woods jugó en Royal Lytham como amateur.

Y fue una experiencia según dijo él que lo ayudó a darse cuenta que estaba listo para jugar por dinero, que podía dejar la universidad de Stanford y seguir adelante con el profesionalismo. Sólo unas semanas después de su primer viaje a Lytham, reclamaría su tercer título consecutivo en el U.S. Amateur. "Me dio mucha confianza", dijo Woods, ahora de 36 años, sobre la primera vez que jugó aquí en 1996. "Empaté el record amateur de 72 hoyos. En ese momento, me dio la confianza para hacerlo en un nivel superior. Y el hecho de que haya firmado una ronda tan baja -hice siete birdies en un tramo de 12 hoyos pensé, para un amateur en un campeonato major, fue un gran paso."

Esa baja puntuación fue de 66 en la segunda ronda después de abrir el torneo con 75 golpes. Agregó luego rondas de 70-70 en el fin de semana para terminar como el mejor amateur, con un total de 281 golpes, igualando el record establecido por el inglés Iain Pyman en 1993, el cual todavía no ha sido igualado o roto. Todo esto parece tal vez tan intrascendente 16 años más tarde, pero es fácil de olvidar -dado todo el éxito de Woods- que nunca amenazó con ganar un evento profesional como amateur. Falló sus primeros siete cortes en eventos del PGA Tour como amateur y su mejor resultado en 14 intentos fue el del Open en Lytham. Tal vez por eso Woods le tiene tanto respeto al campo entre los nueve lugares del Open. En la parte superior de la lista está obviamente el Old Course en St. Andrews.

"Me encanta Carnoustie, también", dijo Woods, quien señaló que el Open Championship es su torneo favorito. "Creo que es un fantástico campo de golf. Lytham está allí arriba. Me gusta el diseño. Es justo. Ellos no tienen que hacer trucos. Ellos no tienen nada que hacer con ella. Ellos pueden prepararla como la usan los miembros, y aún así todavía sería difícil. No es tan larga". El campo medirá 7086, lo cual es relativamente corto para los estándares de torneos de hoy día. Habiéndose jugado par 71 durante los últimos dos Opens, el par ha sido reducido a 70, con el sexto hoyo convertido de un par 5 a un par 4 de 492 yardas.

De todas maneras, Woods es realista y sabe que la competencia ahora es muy distinta en comparación con su primera visita a este campo. En la rueda de prensa previa al torneo este martes conversó sobre la paridad que existe en el golf mundial actualmente, lo que ha evitado que exista un jugador dominante en los majors. “Es más díficil ganar un major ahora que a principios de década pasada, los jugadores son más competitivos, para mí no existe duda al respecto”, dijo. “Creo que hay más jugadores con chances de ganar un major que en cualquier otro momento en la historia del golf y es de esperar que continúe siendo así”. El irlandés Padraig Harrington, quien se quedó con el British Open y el PGA Championship de forma consecutiva en 2008, es el único golfista en levantar dos coronas en un Grand Slam en los últimos cuatro años.

“Los cortes ya no son de 13 o 14 golpes de diferencia con respecto al líder. A veces es bajo 10 golpes, lo que también demuestra lo parejo que está el golf actualmente. La profundidad de los fields es impresionante”, agregó Woods. Sobre su deseo de obtener su título número 15 en un torneo “Major”, el estadounidense señaló no sentir ansiedad. “Creo que si me meto en la pelea en la mayoría de los majors terminaré ganando algunos. Si estoy sano podré prepararme de manera apropiada y eso me ayudará a mantenerme en la lucha durante un buen tiempo”, sentenció.

Los nueve de ida son par 34 y los nueve de vuelta par 36. Royal Lytham comienza con un par 3, tiene dos par 5 y termina con seis par 4 seguidos, sólo uno (el 16º de 336 yardas) es considerado benigno. Si el viento sopla con fuerza, esos hoyos finales tendrán a los jugadores intentando aguantar en sus rondas. Woods notó que el rough es mas difícil de lo que recordaba en Lytham, probablemente debido a la abundante lluvia que el área ha recibido "en algunos lugares casi no se puede jugar", dijo. Sin embargo, Woods se mostró agradecido de poder ver el campo en un día relativamente bueno, con el sol brillando y con el viento soplando.

En cada una de sus visitas previas, Woods terminó bajo par para el torneo, aunque no estuvo en la contienda el domingo. Tom Lehman ganó en 1996 y David Duval fue el campeón de 2001, cuando Woods empató en el puesto 25. "Todo depende del clima", dijo Woods. "Si está calmo, podemos lograr buenos scores. Si está húmedo, tienes que ser más agresivo. Hay que ver cómo está. Algunos años es rápido, otros no. Los dos años que jugué fueron rápidos. La pelota viajaba un poquito. Hicieron algunos cambios en las salidas, alargaron algunos hoyos. La mayoría de los ajustes en los bunkers fueron hechos la última vez".

El campo es único con 205 bunkers, lo que implica que los jugadores tienen que ser extremadamente precavidos desde los tees y posicionar sus drives en los spots correctos. A diferencia de los bunkers en el U.S. Open, las trampas en los campos links son extremadamente penalizantes, a veces obligando a tiros de costado o tiros que simplemente sirven para poner la pelota de nuevo en juego. El Royal Lytham arranca con un par 3 de 205 yardas, y requiere que el jugador intente que rápidamente algo suceda. "Tienes un comienzo un poco agradable", dijo Woods. "[En] los nueve de ida hay un alcanzable par 5 y un par de hoyos fáciles. Una vez que regresas por la vuelta, el viento viene de la izquierda, y tienes algunos par 4 realmente largos. Es una combinación difícil".

Los record de precipitaciones en el Reino Unido han hecho al Royal Lytham suave y exuberante, aunque unos pocos días sin lluvia con viento haría que los links estén muy rápidos de nuevo. El torneo con mucho gusto tomaría el tipo de día que hubo el domingo, con la luz del sol y una brisa fresca barriendo los links. Pero eso ha sido algo anormal. Los lugareños se han quejado por un verano horrible, se espera más lluvia esta semana, haciendo posible que el campo no esté tan furioso a como se esperaba. "Es por eso que trabajé tanto hoy aquí", dijo Woods antes de dirigirse al driving range. "Puede que los próximos tres días no obtenga nada".
Sin embargo, es difícil quejarse de un Open en Lytham, donde Bobby Jones ganó el primero de sus tres Claret Jug en 1926. A diferencia del lugar donde se jugó el U.S. Open, el Olympic Club, conocido por la producción de ganadores sorpresivos, Lytham ha visto una larga lista de campeones reconocidos. Además de Jones, Bobby Locke (1952), Bob Charles (1963), Tony Jacklin (1969), Gary Player(1974), Seve Ballesteros (1979, 88), Tom Lehman (1996) y Duval (2001) estuvieron entre los mejores del mundo en el momento de sus victorias. Seis de esos jugadores están en el Salón de la Fama. Woods, por supuesto, va camino allí. Pero él no ha tenido un top 10 en un Open Championship (se ha perdido dos debido a una lesión) desde que ganó en 2006 en Hoylake. No es que esté viviendo de recuerdos. El verdadero trabajo comenzó el domingo, con el verdadero objetivo de estar sosteniendo la Claret Jug en el green del 18 en una semana.

Darren Clarke, el emotivo ganador del British Open 2011

20 julio, 2011 1 Comentario

El norirlandés Darren Clarke le dio a su país una nueva corona ‘Major’ este domingo al quedarse con el título del British Open, el tercer ‘Grande’ de la temporada 2011 y en la que el afable británico logró superar al clima, sus rivales y a un casi imposible Royal St. George para celebrar, a sus 42 años, su primera corona importante en el golf mundial. Clarke entregó un ‘score’ final de 70 golpes (par de cancha) para llegar a los 275 impactos (-5) y quedarse con el conocido Claret Jug, superando a los estadounidenses Dustin Johnson y Phil Mickelson, segundos a tres golpes.
Fue el final soñado para la edición 140 de este Abierto Británico de golf. Clarke, que entregó tres registros consecutivos por debajo de los 70 golpes, se convirtió en el jugador más destacado de esta semana y en la ronda final demostró que cuando se está en racha es difícil descarrilarse. Tras embocar dos ‘putts’ fundamentales para par y ‘birdie’ en los dos primeros hoyos, el norirlandés se inspiró y logró su triunfo más importante hasta el momento como profesional.
Al comenzar la semana, Irlanda del Norte tenía cierto favoritismo de la mano de su jugador más destacado de los últimos meses, Rory McIlory. Sin embargo, al final de la semana fue otro golfista venido de esta tierra el que alcanzó la gloria, diez años después de haber luchado por un título ‘Grande’ y tras haber salido varios meses atrás de los 100 mejores del mundo. Y como las estadísticas no cuentan, Clarke se encargó de demostrar que su juego se mantiene y que todavía tiene mucho para dar.
Antes, otro había sido protagonista. El clima, que se comportó como suele hacerlo por estas fechas en la costa inglesa, con fuertes vientos y sorpresivas pero constantes lluvias. El sábado, el panorama estuvo sombrío y los paraguas fueron la constante tanto entre los jugadores como en las tribunas que extrañaron a una buena cantidad de público que prefirió huirle al frío y ver las acciones de este certamen bajo techo.
Superando todo esto estuvo Clarke, que llegó a esta ronda final con ventaja y luego de embocar esos dos buenos golpes, avisó que no estaría dispuesto a dejar escapar esta corona luego de convertir un largo 'putt' para águila de 20 pies en el hoyo 7 que le dio el liderazgo en un momento clave, luego que algunos de sus rivales se acercaran peligrosamente e inclusive llegaran a igualarlo. De hecho, el británico sólo cedió un par de golpes, con sendos 'bogey' en los dos hoyos finales, cuando ya no había posibilidades de cambio en la tabla de posiciones. Al final, su tarjeta de 70 golpes, la cual evitó que se convirtiera en el primer jugador en cerca de dos décadas en entregar sus tres registros por debajo de los 70 impactos, le fue suficiente a este norirlandés, uno de los más carismáticos del golf europeo
“Me siento sorprendido en este momento. Este ha sido mi sueño desde que era un niño y nunca abandoné esta posibilidad, pese a que los resultados en un momento no eran los indicados. Me siento como nunca antes, es increíble poder ganar después de todos estos años”, aseguró  Clarke.
Fue el tercer 'Major' para Irlanda del Norte en los últimos seis 'Grandes' del golf mundial
Irlanda del Norte había pasado 63 años sin ganar un ‘Major’. Ahora, tiene tres de los últimos seis en sus vitrinas. Graeme McDowell se quedó con el U.S. Open el año anterior en Pebble Beach, seguido por McIlroy hace apenas un mes con una actuación récord en el campo de Congressional. Y ahora, a este grupo se sumó el veterano Clarke. “Irlanda del Norte, capital del golf mundial”, anotó en su cuenta de Twitter McIlroy minutos antes que terminara la competencia. “Fuimos bendecidos con dos jugadores espectaculares como Rory y Graeme. Ahora estoy yo en ese grupo, detrás de ellos”, manifestó Clarke. “Tenemos campos de golf increíbles, tenemos una muy buena infraestructura para practicarlo y muchos golfistas con ganas de superarse. Sin embargo, el que un país tan pequeño haya podido ganar tres coronas ‘Majors’ es algo más que impresionante”, anotó.
Los golfistas norirlandeses están de celebración. De hecho, la victoria de Clarke la vivieron McIlory y McDowell como si fuera suya. Un mes atrás, cuando ganó McIlory, Clarke se retiró del torneo de la siguiente semana que había en Alemania para poder volver a su país y unirse a la celebración. Por supuesto, el nuevo campeón destacó la victoria que logró el equipo europeo en la Copa Ryder en su país como el momento más especial de su carrera antes de esta semana. Como se recuerda, Europa se impuso de la mano de Clarke y apenas un mes después que su esposa Heather perdiera la batalla con el cáncer. “Con toda seguridad sé que hay alguien viéndome desde arriba y sé que está muy orgullosa de mi”, se animó un sentimental Clarke. “Muy seguramente me está diciendo: ‘ te lo dije. Te dije que ibas a ganar’”, agregó.
De los últimos campeones de este British Open, ninguno había completado más de 15 participaciones sin quedarse con la victoria. Este 2011 marcó el vigésimo Abierto Británico para el norirlandés, que antes de esta semana estaba recuperándose en su golf tras cerca de cuatro años de pocos éxitos, de ajustarse a su nueva condición de padre de dos hijos sin su madre y de cambiar de ser un jugador en sus treinta años a un seguro candidato para formar parte de los circuitos senior en pocos años
Pese a todas estas situaciones adversas, Clarke nunca abandonó su lucha. “ En cada torneo, en cada semana que completaba pensaba que estaba más cerca de lograr mis objetivos. Siempre supe que tenía el talento”, confesó el británico, que logró mantener a raya a los dos estadounidenses que terminaron inquietándolo un poco al comenzar esta ronda final.
El primero fue Mickelson, un invitado poco habitual a las primeras posiciones de este British Open y que alimentó la esperanza de los estadounidenses por recuperar el dominio en estos torneos del llamado ‘Grand Slam’ con una vuelta inicial de 30 golpes, la cual le permitió descontar los cinco golpes de déficit con los que arrancó y que estaba a un sólo golpe de la punta luego de embocar un 'birdie' en el 10. Sin embargo, en ese momento la marea cambió y ‘Lefty’ comenzó a fallar ‘putts’ increíbles. Al final, acabó con una segunda vuelta de 38 golpes, con su tiro de acercamiento en el 18 perdido entre las tribunas.
Luego fue el turno para Johnson, que tenía la ventaja de estar al lado de Clarke en el grupo final. El estadounidense, que estuvo en el ‘twosome’ de cierre de un ‘Grande’ por tercera vez en seis años, firmó dos 'birdies' en sus primeros nueve hoyos y estaba a sólo dos golpes de la punta cuando se paró frente a la bola en su segundo tiro en el par 4 del 15. En ese momento, en una jugada que luego ni él mismo pudo explicar, envió su tiro cargado a la derecha al fuera de límites y de nuevo tuvo que conformarse con ver la celebración desde la tribuna.
Así las cosas, la hora final de este British Open fue un camino hacia la gloria para Clarke, como se dijo una figura popular no sólo en Europa sino en varios países que siguen el golf profesional. Con una sonrisa muy particular, una mirada penetrante y a veces distraída, el británico nunca pareció estar en problemas este domingo. Y cuando se quiso meter en unos, los dioses del golf vinieron a su ayuda. En un par de ocasiones sus tiros iban derecho hacia alguna de las complicadas trampas de arena de este Royal St. George y allí, en el último segundo la bola picaba y se iba para cualquier otra parte, manteniéndolo en control de su juego. Al final de una fría tarde inglesa, Clarke posó con una desocupada jarra de plata, la cual, según él mismo prometió, estará llena por varios días de lo más ‘graneado de la cerveza irlandesa’. “Y esta vez les digo que la celebración será muy larga”, anticipó.
En las cifras, Clarke término con un total de 275 golpes y se convirtió en el primer jugador mayor de 40 años en ganar su primer ‘Major’ desde Vijay Singh en el PGA Championship de 2004. Sólo otros dos jugadores eran mayores que Clarke cuando ganaron sus primeras coronas ‘Grandes’: el legendario argentino Roberto De Vicenzo (44) en el British Open de 1967, y el estadounidense Jerry Barber (45) en el PGA Championship de 1961.
Para los estadounidenses, su sequía más prolongada en los ‘Majors’ desde que el conocido Masters comenzó en 1934 seguirá al menos hasta el próximo mes de agosto cuando se dispute el cuarto y último ‘Grande’ de 2011, el PGA Championship. Y pese a que no se consiguió el objetivo, los estadounidenses recuperaron parte de la fe perdida luego que varios de sus más firmes contendores lograran brillar en este torneo. En los grupos finales estuvieron nombres como los de Mickelson y Johnson, además de los de Rickie Fowler y Anthony Kim, los cuales tampoco fueron factor determinante esta semana.
Se pensaba que por fin Mickelson terminaría con su maldición en suelo inglés tras llegar a estar -5 en sus primeros siete hoyos, luego de firmar una gran águila en el 7. Pero luego, sus problemas empezaron. En el par 3 de11 falló un corto 'putt' para par desde tres pies. “Fue un error tonto, un error mental que me costó más de lo que se imaginan”, comenzó diciendo Mickelson. “ La verdad es que en ese momento perdí el rumbo”, lamentó el californiano, que terminó con una tarjeta de 68 golpes pero que para muchos pareció más una de 78. El estadounidense consiguió así su séptimo segundo puesto en un ‘Major’.
El caso hubiera podido ser mucho más dramático para Johnson, que al igual que sus fracasos anteriores nunca perdió la compostura pese a ceder cuatro golpes en sus primeros nueve hoyos. El espigado estadounidense firmó un 'birdie' desde seis pies en el 10 y luego uno más desde 15 en el 12 para ponerse a sólo dos golpes. Pero luego llegó esa infortunada jugada en el 14 y todo terminó.
Johnson tenía un intento de 'birdie' desde ocho pies en el 13, con Clarke pasado del 'green'. Pero, en lugar de aprovechar, desde el 'fairway' del 14 trató de pegar un hierro 2 al ‘green’ y su bola fue atrapada por el viento, que la mandó más allá de las estacas blancas. Johnson supo que allí había terminado todo y con la cabeza agachada buscó otra bola para seguir en competencia. Fue otra oportunidad perdida, luego de hacer 82 golpes en la ronda final del U.S. Open y de tener que ser penalizado con dos golpes en el hoyo final del PGA Championship luego de apoyar el palo en un búnker en el que nunca se dio cuenta que estaba parado. “Cuanta más veces me encuentre en esta situación, mejor. En algún momento la suerte me va a acompañar. Entre más juego sé que así es el golf y que debo aprender de esta situación”, contó Johnson.
El danés Thomas Bjorn, que dejó escapar el título de este British Open tras irse a la arena en el hoyo 16 ocho años atrás, se recuperó de una buena manera y tras ocupar el puesto que dejó Singh, entrando como una de las pocas novedades en el comienzo de la semana, término en la cuarta posición, lo que le aseguró su presencia en el Masters del próximo año. Los estadounidenses Chad Campbell (69), Kim (70) y Fowler (72) terminaron empatados en la quinta posición.

THE OPEN CHAMPIONSHIP 2011
Royal St. George, Sandwich
Posiciones finales

P     Jugador     País             -Par+     Día 1     Día 2     Día 3     Día 4     Total
1
Darren CLARKE     Irlanda del Norte     -5     68     68     69     70     275
2     Phil MICKELSON EE.UU.         -2     70     69     71     68     278
2     Dustin JOHNSON     EE.UU.         -2     70     68     68     72     278
4     Thomas BJORN     Dinamarca     -1     65     72     71     71     279
5     Chad CAMPBELL EE.UU.         E     69     68     74     69     280
5     Anthony KIM     EE.UU.         E     72     68     70     70     280
5     Rickie FOWLER     EE.UU.         E     70     70     68     72     280
8     Raphael JACQUELIN Francia     1     74     67     71     69     281
9     Sergio GARCIA     España         2     70     70     74     68     282
9     Simon DYSON     Inglaterra     2     68     72     72     70     282
9     Davis LOVE III     EE.UU.         2     70     68     72     72     282
12     Steve STRICKER     EE.UU.         3     69     71     72     71     283
12     Martin KAYMER     Alemania     3     68     69     73     73     283
12     Lucas GLOVER     EE.UU.         3     66     70     73     74     283
15     George COETZEE Suráfrica     4     69     69     72     74     284
16     Richard GREEN     Australia         5     70     71     73     71     285
16     Charl SCHWARTZEL Suráfrica     5     71     67     75     72     285
16     Y.E. YANG     Corea del Sur     5     71     69     73     72     285
16     Fredrik JACOBSON Suecia         5     70     70     73     72     285
16     Webb SIMPSON     EE.UU.         5     66     74     72     73     285
16     Zach JOHNSON     EE.UU.         5     72     68     71     74     285
22     Tom WATSON     EE.UU.         6     72     70     72     72     286
22     Tom LEHMAN     EE.UU.         6     71     67     73     75     286
22     Anders HANSEN     Dinamarca     6     69     69     72     76     286
25     Rory MCILROY     Irlanda del Norte     7     71     69     74     73     287
25     Adam SCOTT     Australia         7     69     70     73     75     287
25     Miguel Ángel  JIMENEZ  España     7     66     71     72     78     287
28     Ryan MOORE     EE.UU.         8     69     74     76     69     288
28     Charles HOWELL III  EE.UU.     8     71     70     73     74     288
30     Stewart CINK     EE.UU.         9     70     71     77     71     289
30     Jason DAY     Australia         9     71     70     76     72     289
30     Gary WOODLAND EE.UU.     9     75     68     74     72     289
30     Seung-yul NOH     Corea del Sur     9     69     72     75     73     289
30     Tom LEWIS (a)     Inglaterra     9     65     74     76     74     289
30     Bubba WATSON     EE.UU.         9     69     72     74     74     289
30     Pablo LARRAZABAL España     9     68     70     76     75     289
30     Ryan PALMER  EE.UU.         9     68     71     72     78     289

El aficionado estrella del British postergó su pase al profesionalismo.

19 julio, 2011 Sin Comentarios

Dieciocho hoyos con Phil Mickelson fueron suficientes para convencer a Tom Lewis que no estaba listo para convertirse en profesional por el momento.
Lewis se anunció al mundo con un impresionante 65 en la primera ronda del British Open, cuando el aficionado inglés de 20 años de edad, compartió el liderazgo del torneo y lo convirtieron en una sorpresiva sensación.
Su familia y su novia, aparecieron de repente en la prensa británica. Agencias de prensa estaban haciendo cola por él. El cielo era el límite para el niño llamado así por el nombre de Tom Watson, con quien jugó sus primeras dos rondas.
Luego el sábado en la ronda con Mickelson, cuando Lewis disparó un 76 bajo una intensa lluvia y viento, lo devolvió a la realidad.
"Jugar con Phil me hizo sentir terrible, realmente terrible en los greens. Si vas a jugar con los mejores jugadores del mundo, tiene que jugar el chip y el putt como lo hacen ellos", dijo Lewis.
"Estoy muy contento de haber jugado con él."
Sin embargo, Lewis no lo ha hecho tan mal esta semana.
Cerró su actuación con una ronda de 74 golpes (+4) el domingo, le ayudó a ganar la medalla de plata por ser el mejor aficionado en el Abierto Británico. Tenía tres golpes por delante del estadounidense Peter Uihlein de 21 años, el único otro aficionado que pasó el corte.
Se especulaba que Lewis tenía la intención de renunciar a su condición de amateur y se convertiría inmediatamente en profesional.
Pero la ronda con Mickelson y una palabra en su oído de la Royal & Ancient, los supervisores del juego aficionado, significaron decir que postergará su paso al profesionalismo, probablemente después de la Copa Walker en Escocia en septiembre.
En vez de jugar en el Masters de Escandinavia de la próxima semana, practicará con sus compañeros de equipo de Gran Bretaña y de Irlanda en Aberdeen.
Será bajón después de sus hazañas en el Royal St. George.
"Yo no creo que vaya a convertirse en profesional", dijo. "Todavía tengo cosas que aprender ya que he perdido por unos 20 tiros esta semana. Es un poco decepcionante que no estoy autorizado a jugar la próxima semana, pero si me voy a quedar como aficionado, entonces debo hacer lo que hacen los aficionados."
Después de moverse la profesionalismo, Lewis probablemente tendrá invitaciones a siete torneos antes del final de la temporada para darle la oportunidad de ganar su tarjeta del Tour Europeo. Eso no es mucho tiempo, pero se ha hecho.
"Rory McIlroy lo hizo en 2007, así que hay tiempo si eres lo suficientemente bueno", dijo Lewis.
Las comparaciones con McIlroy, los EE.UU., campeón del Abierto, son de esperar después de lo que Lewis ha pasado en el Abierto Británico. Jugando con Watson en las dos primeras rondas que le han dado una valiosa experiencia.
"Me encantó esta semana y no voy a olvidar lo que hice en el primer día", dijo Lewis. "Ha sido una pena los últimos tres días ... pero ganar la medalla de plata es un gran honor.
"Por desgracia, retrocedí y Tom (Watson) está ahí ganandome. Esto demuestra que la experiencia supera a la juventud. Espero poder aprender de él como lo hice esos dos días."