La victoria de Cabrera en The Greenbier.

6 julio, 2014 Sin Comentarios

Ángel Cabrera comenzó la última jornada del The Greenbrier Classic, junto al líder tras 54 hoyos, Billy Hurley III, el argentino acabó entregando un score final de 64 (-6) que mejoró en nueve golpes la tarjeta de su compañero de partido. Sin embargo, su primera victoria desde el Masters de Augusta de 2009 no fue tan fácil como parece.

Trece partidos y dos horas y diez minutos separaban al grupo de Cabrera y Billy Hurley III del de George McNeill. Cuando éstos apenas habían completado la mitad del recorrido del The Old White TPC, el estadounidense firmó un 61 (-9) con el que sorprendía a todos, poniéndose líder con un resultado en el clubhouse de -14.

Minutos antes de comenzar su vuelta, McNeill llamó a casa para interesarse por el estado de salud de su hermana Michele, aquejada de un cáncer de mama desde hace tiempo. Y no llegaron buenas noticias. Su estado había empeorado en las últimas horas y podía ser cuestión “de dos minutos o de dos horas. Iba a ocurrir próximamente”. Entregado su 61, volvió a llamar, informándole que Michele había fallecido veinte minutos antes de que él comenzara su jornada final.

Poco le importaba a McNeill lo que ocurriese en el campo a esas alturas. Hurley III sucumbía en su primera presencia en un partido estelar en la última jornada del PGA Tour. Comenzó con un birdie en el hoyo 1 que solo sirvió para que su caída fuera más dolorosa cuando entró en una dinámica negativa de cuatro bogeys en cinco hoyos del 2 al 6. Acabaría firmando un 73 (+3) con el que descendió finalmente a la cuarta plaza.

Así las cosas, se dio una situación algo extraña en un mano a mano entre un jugador que tendría que esperar dos horas para ver si su esfuerzo titánico final era suficiente y solo un aspirante a superar su resultado de todos los que continuaban en el campo completando su cuarta vuelta. Necesitaba Cabrera mínimo un par de birdies en los nueve segundos hoyos para conseguir su primera victoria en calendario regular en el PGA Tour y no tardó en ponerse manos a la obra.

Con sendos birdies al 11 y al 12 se puso líder por primera vez en todo el torneo. ¿Y cómo lo celebró? Embocando desde 175 yardas en el 13 para un eagle que hacía que su ventaja se ampliara a tres golpes. Aún le tocaría sufrir con dos fallos consecutivos en forma de bogeys, pero su agresivo juego obtuvo su recompensa con un acierto más en el último par 5 del recorrido con el que confirmaba su triunfo.

Fiel a su estilo, Cabrera confesó que tras cinco años de sequía necesitaba ganar un torneo. Lo hizo siendo el que más greens en regulación alcanzó, el cuarto más preciso desde el tee, el quinto que más golpes sacó al resto de jugadores en los greens y el undécimo en distancia con el driver. “Desde luego, el driver ha hecho que jugara el campo mucho más corto”, admitía.

Cabrera consigue su tercera victoria en el Tour en The Greenbrier
Con una vuelta de 6 bajo par (64 golpes) se impuso a George McNeill por dos golpes.
Ángel Cabrera completó por quinta vez la victoria de los que vienen de atrás en los cinco años de historia de The Greenbrier Classic cuando cerró con un 64 el domingo.
Cabrera arrasó Billy Hurley III al entrar en la ronda final en el Old White TPC. El argentino combatió al ex oficial de la Marina primero mano a mano, luego se separó de George McNeill, que era el líder en el clubhouse con -14.
Cuando embocó su segundo tiro de 176 yardas desee el fairway para eagle en el hoyo 13, Cabrera lograba tres golpes de ventaja sobre McNeill, quien cerró con un 61 (-9) al rojo vivo. El argentino hizo bogey sus siguientes dos hoyos para agregar un poco de suspenso en la recta final, pero un birdie en el 17 selló la victoria.
La victoria fue la tercera en la carrera de Cabrera en el PGA TOUR. Dos veces campeón de Majors hizo un gran movimiento en la clasificación para la FedExCup, también -pasando de 158º a 54º.
Webb Simpson, que disparó una ronda final de 63 golpes terminó tercero, siendo su séptimo top ten de la temporada.
Hurley disparó 73 y terminó empatado en el cuarto, igualando su mejor resultado en carrera en el PGA TOUR. A él se unieron en -9, Keegan Bradley, Brendon Todd, Chris Stroud, Cameron Tringale, Will Wilcox y Bud Cauley, que hizo hoyo en uno en el 18.

 

Tags:

Deja tu comentario