McIlroy, imbatible y No. 1 del mundo.

4 agosto, 2014 Sin Comentarios

Cuando la lluvia se detuvo, las nubes se abrieron y se fue la ambulancia que llevaba a Tiger Woods después de abandonar en el hoyo nueve (dolor de espalda), la etapa final del World Golf Championship en el Firestone Country Club se despejó por lo que las estrellas podrían ser alineadas y los números apropiados para su debido lugar.

Rory McIlroy en primer lugar, porque está de regreso para dominar el mundo del golf actual.
Sergio García, segundo, porque ... bueno, eso parece ser donde él está atrapado en este verano de excelente golf, pero no lo suficientemente bueno del todo.
No pudo borrar la ventaja de siete golpes y alcanzar a McIlroy en la ronda final del Open Championship de hace unas semanas, García fue igualmente incapaz de mantener sus tres golpes de ventaja que había logrado luego de 54 hoyos sobre el tremendo jugador de 25 años de Irlanda del Norte en el WGC-Bridgestone Invitational. De hecho, nunca, tal vez, se evaporó tan rápidamente esa ventaja como lo hizo en el húmedo domingo luego de las fuertes lluvias de la mañana.

Todo sucedió en un 1-2-3: McIlroy embocó putts para birdies de 4, 26, y 8 pies en los tres primeros hoyos, respectivamente, y aceptó de buen grado un bogey por García en la tercero. Así que cuando llegaron al tee del hoyo cuatro el leaderboard había sido puesta al revés. McIlroy en -14 , aventajaba a García por uno. "Me dió un poco de una vergüenza", dijo García.
Algunos discrepan respetuosamente. Más exactamente, era un resultado predecible.
Eso no significaba que una acusación al español, que está en medio del mejor momento en su carrera de 16 años. Pero haber desperdiciado sus rondas de 68-61-67 y aprovechar su ventaja sobre McIlroy, García podría haber sido en realidad un perdedor al iniciar la ronda final. Eso es un testimonio de lo absolutamente impecable que McIlroy parece estar jugando en estos días y el inicio explosivo era indicativo de lo que ha estado tirando durante todo el verano en el hemisferio norte.
Cuando puso su tiro de salida a 7 pies en el quinto hoyo de 211 yardas, McIlroy consiguió su cuarto birdie, una ventaja de dos golpes, y la posibilidad de un cierre de 66 (-4). Ello se tradujo en 265 golpes (-15) que lo ubicó exactamente dónde estaba hace unas semanas en Hoylake, Inglaterra -dos golpes de ventaja sobre García (71) al final del torneo.
No importa el lugar;  no es más que un telón de fondo intercambiable a lo que se ha convertido en la historia de la firma del PGA Tour para este verano de 2014. McIlroy y García son un duo maravilloso de golf y si Paul McGinley se inclina por ellos en la Copa Ryder en seis semanas en Gleneagles, qué alegría sería ver McIlroy y García juntos.
Son un dúo maravilloso y si Paul McGinley es tan inclinado a un par de ellos en Gleneagles en seis semanas, qué alegría sería ver McIlroy y García juegan en tándem en la Copa Ryder.
Pero mientras tanto, los torneos del PGA Tour son de juego por golpes individuales- la pareja McIlroy-García ofrece suspenso y un golf extraordinario.

McIlroy está solo en “la zona” en estos días, y García no debe molestarse, ni sentirse solo. Él tiene mucha compañía, porque los demás son impotentes cuando se trata de intervenir en esta historia de Holywood. Ganador tres veces en seis torneos desde que anunció la ruptura de su compromiso con Caroline Wozniacki, y cada uno puede leer en eso lo que quiera, McIlroy esta calentando sus músculos en los grandes escenarios. Sus antecedentes de ocho victorias en el PGA Tour incluyen tres “Majors”, dos playoffs de la FedEx Cup y un World Golf Championship.

¿Quiere más? McIlroy vuelve al Nº 1 del mundo, su quinta visita a ese lugar y la primera desde el 24 de marzo de 2013.

Necesidad de ganar, para ser el mejor del ranking, McIlroy se puso en posición de hacer su parte al hacer lo que había hecho el viernes también. Birdies en cada uno de los tres primeros hoyos. Pero necesitaba que el Nº 1, Adam Scott, finalizara fuera de los cinco primeros. Bueno, eso no estaba en las manos de McIlroy, aunque Scott (71) cooperó descuidando los últimos nueve hoyos y terminó octavo y cayó al puesto No. 2.
"Eso suena muy bien, realmente", dijo McIlroy, cuando fue presentado en su conferencia de prensa como el número 1 del mundo.
Menos exótico es ser subcampeón, pero que es donde García se encuentra actualmente estancado, después de haber terminado segundo en cada una de sus últimas tres salidas - en el US Open, el Open Championship, y el Bridgestone.
"Desafortunadamente, no pude conseguirlo", dijo García. "Obviamente, me afectó hacer un par de malos putts al principio y perdí un poco de confianza."
Después de haber hecho 16 birdies en tres días, el español hizo sólo uno. Llegó en el noveno hoyo, un putt de 15 pies, y alcanzó la punta, pero sólo hasta que McIlroy retomó el liderato en el 11ª, haciéndolo de una manera que manifestaba su actual dominio. "Mentalmente, estoy muy fuerte", dijo McIlroy.
También estaba pegando con tremenda potencia como lo demostró con su salida de 318 yardas en el 11. Se dejó 93 yardas, un tiro que pegó a 8 pies de la bandera y cuando lo embocó se adelantaba por uno. Cuando el liderato aumentó a dos en el 15 (García se quedó corto e hizo bogey) estaba casi terminado, sobre todo con la agresiva manera de McIlroy de mantener la presión con sus salidas -292 yardas y par en el 16, 319 yardas e hizo par en el 17, 328 yardas y par en el 18.

"Fue agradable de ver, la forma en que estaba golpeando la pelota", dijo García, y de hecho lo era. McIlroy, en forma, ofrece un hermoso espectáculo, una mezcla tal de potencia (lideró el promedio de distancia de salidas con 334,8), precisión (empató el primer puesto en Green alcanzados, 57), y toque (séptimo en golpes ganados con el putter) demostrando a sus competidores que está decidido a mantener el ritmo.

"Esa es la cosa más agradable de esta semana, no pensar en lo que pasó en Hoylake. Seguir adelante ", dijo McIlroy, su semana de 21 birdies, cuatro bogeys y un doble le ha ganado $ 1,53 millones además del primer puesto del ranking mundial.
"Eso es lo que tengo que hacer después de esto, también. Voy a tener un buen festejo esta noche. Yo celebro con mi padre (y manager y caddie), pero tengo un “Major” la próxima semana y que quiero ganar desesperadamente ".
Si eso suena como que todo el mundo estará jugando por el segundo lugar en Valhalla, García ya está avisado. Su posición está en peligro.

Tags: , ,

Deja tu comentario