Golf en la Ruta del Vino de la Patagonia.

24 octubre, 2012 Sin Comentarios


Golf en la Ruta del Vino de la Patagonia.

 

Imposible resistirse a la propuesta de visitar el circuito Golf y los caminos del vino en la provincia de Neuquén. Había en ella muchos atractivos, visitar la ciudad de Neuquén y las bodegas del sur de las cuales habíamos escuchado muy buenos comentarios y conocer los campos de golf cercanos al área urbana en la famosa Ruta del Vino de la Patagonia.

Y debo reconocer que luego de algunos apurones para llegar a tiempo al Aeroparque un viernes por la tarde, cambió totalmente la tónica de la experiencia luego un vuelo placentero, la recepción y gentilezas recibidas en el Hotel del Comahue anticipaban lo que sería un fin de semana excepcional.

Un reparador descanso el desayuno excelente en el hotel, nos puso en marcha con el programa que comprendía la visita a tres bodegas de la zona del San Patricio del Chañar a unos 60 kilómetros de la ciudad de Neuquén.

Recorriendo la ruta me preguntaba como era posible que hubiera viñedos en un entorno agreste y semidesértico, donde de vez en cuando sólo se veía actividad en 2 o 3 pozos de petróleo a lo largo del camino. Lo primero que aprendí es que La amplitud térmica (diferencia entre máximas y mínimas temperaturas), mayor a los 20º, es ideal en esta zona para el desarrollo de las diferentes cepas y un régimen de lluvias escaso, el frío y los constantes vientos favorecen la sanidad de los viñedos, por lo que son prácticamente innecesarios los tratamientos con insecticidas.

Nuestra primera visita fue a la Bodega del Fin del Mundo, la primera de las tres bodegas en montarse sobre un terreno considerado marginal y árido. La construcción por el gobierno provincial de un canal de 20 Km., que nace en el río Neuquén, posibilitó irrigar a estas tierras desérticas, lo que permitió posteriormente implementar el sistema de riego por goteo en las plantas.
La Bodega del Fin del Mundo es un establecimiento modelo en cuanto a tecnología e infraestructura, cuenta con 800 has. de plantación de viñedos, que producen ocho millones de kilos de uva y elabora vinos de alta calidad. Las marcas con las que comercializa sus vinos son: Postales Del Fin del Mundo, Newen y Varietales Del Fin del Mundo.

 

Debo aclarar que nos soy experto conocedor en vinos, pero no se puede dejar de apreciar la excelencia de los vinos que probamos, todos de la categoría “super Premium” como el “Gran Reserva Del Fin Del Mundo 2010”, el “SVS Cabernet Franc 2009” y el “Special Blend Del Fin Del Mundo 2008”. Todos ellos destacables pero tengo que confesarlo, el “Special Blend” me impactó.

Todavía con el exquisito sabor del Special Blend, partimos para la segunda visita en nuestro programa, la bodega NQN Patagonia Argentina.

 

Allí me encontré con una arquitectura singular y como ellos mismos mencionan parece integrada al paisaje patagónico. NQN empezó en la zona en el 2001, en el 2003 tuvo su primera cosecha y se inauguró en el 2004. También cuenta con un equipamiento tecnológico de última generación. Los marcas que comercializa son Malma Varietal y Malma Varietal Roble (“malma” significa en lengua Mapuche “orgullo”). También descubrimos el Malma Restó Bar con vista al paisaje neuquino, dirigido por el chef Matías Nuñez, que se caracteriza por una cocina moderna con productos de la Patagonia y para muestra nos invitó con empanadas de choike (carne de ñandú) y de trucha patagónica (exquisitas!) y que con la degustación del Malma Sauvignon Blanc fue una combinación impresionante. Además probamos unos excelentes tintos el Malma Malbec y el Malma Pinot Noir.

Reprimiendo mis deseos de pedir una empanada de trucha patagónica y una copa del Sauvignon Blanc, nos fuimos de NQN camino a la tercera vista del día, la Bodega Familia Schroeder.

El diseño de la bodega está adaptado al entorno de bardas, con cinco niveles que permite el movimiento de los granos en forma natural y el uso de la gravedad para la delicada elaboración de sus vinos. Produce para la Argentina y el exterior las marcas Familia Schroeder (línea premium), Saurus Patagonia Select (reserva) y Saurus (varietal). De donde viene la denominación de “saurus”? Durante la construcción se encontraron restos fósiles de un dinosaurio que habitó en la Patagonia y algunos de sus muestras están en exhibición en la bodega. En el elegante restaurante Saurus que Familia Schroeder tiene con vista a los viñedos, en contraste con la llanura patagónica, almorzamos (como a las tres de la tarde) y acompañamos platos elaborados con especialidades patagónicas primero con una copa del espumante de uva Pinot Noir, “Rosa de los Vientos”. Luego un “Saurus Barrel Fermented Malbec” para acompañar el plato principal (elegí trucha patagónica, por que será?). Y por último, acompañando los postres el espumante de uva Torrontés, “Deseado”. Un cierre notable para una mañana extensa pero llena de nuevas experiencias.

Probablemente querrá saber cuando viene el golf? Este fue un día muy ventoso, así que es una buena idea visitar la cancha mañana y disfrutar hoy con las visitas a las bodegas. El día concluiría con una cena en la Cervecería Artesanal OWE, donde cambiamos la clase de bebida y acepté la recomendación de un sándwich de bondiola con verduras saltadas y panceta (!).

En la mañana del domingo llegamos al Comahue Golf Club, ubicado en la ciudad de Neuquén cerca del aeropuerto. Se estaba jugando una etapa de un circuito auspiciado por las Bodegas Argentinas que se desarrolla en varias provincias. Es una cancha que tiene una característica diferenciadora de cualquiera de las que yo tenga conocimiento, tiene dos pozos de petróleo en producción. Pero, la historia del Comahue GC empezó en 1981, mucho antes de comprar este predio que era un salitral y llevó mucho trabajo, dinero y esfuerzo de los socios para poder concretar la cancha que disfrutan hoy. Es un diseño de Emilio Serra, de 18 hoyos par 70. Se inauguró el 26 de abril del 2002, dos años después de transformarse en country con propiedades para sus 150 accionistas (es una SA). No tuve oportunidad de jugarla, había un torneo en curso, pero puede anticiparles que el viento es un factor importante en esta zona. Las ricas anécdotas que compartimos en el almuerzo con Luis Milito Bonet, miembro del directorio y Rubén Alvarez, gerente del club exceden las posibilidades que tenemos para esta nota.

Pero es importante destacar que la provincia de Neuquén tiene básicamente dos circuitos de golf. Uno en el sur, los 7 Lagos donde encuentra 4 canchas y el otro el de la Ruta del Vino de la Patagonia, donde también tiene 4 canchas en un radio de 50 km de la ciudad de Neuquén que están activas todo el año, como el Comahue Golf Club, el Arroyito Country Club, El Rincón Club de Campo y el próximo a inaugurarse Los Canales de Plottier con una cancha internacional de Nicklaus Design.  Una oferta variada para jugar golf en un entorno distinto para los que estamos acostumbrados a canchas de las que se encuentran en el conurbano de Buenos Aires. Y debe contar además las vistas a las bodegas y la oferta gastronómica variada y diferente.

Como resumen de esta primera experiencia de Golf & Wine en la Ruta del Vino de la Patagonia ha sido una combinación de descubrimientos de sabores, vinos y campos de golf en un lugar distinto que invita a hacerse una escapada para conocerlos. Mi recomendación de los imperdibles: el Special Blend de Bodegas del Fin del Mundo, el Malma Sauvignon Blanc, las empanadas de trucha patagónica en el Malma Restó en NQN y el espumante torrontes Deseado de Familia Schroeder.

 

Para mayor información:

www.viajaportupais.gov.ar

www.facebook.com/viajaportupais

Información complementaria:

www.neuquentur.gob.ar
www.hoteldelcomahue.com
www.bodegasdelfindelmundo.com
www.bodeganqn.com.ar
www.familiaschroeder.com
www.saurus.com.ar
www.comahuegolfclub.com.ar

 

 

Deja tu comentario