Breaking Bad

5 diciembre, 2013 Sin Comentarios

Si, es el nombre de la notable serie de TV, pero esta vez decidimos aplicarlo a los putts que tiene jugar con una caída importante de derecha a izquierda que plantean un desafío especial, así que aquí está el consejo de Rick Sessinghaus, PGA, para que tenga una buena respuesta cuando se enfrente a esa situación.
Al calcular la ruptura de la trayectoria de la pelota hacia el hoyo en un putt, es importante tener en cuenta que hay dos factores principales que afectan cuanto se rompe la línea que lleva al hoyo: la velocidad y la pendiente. Cuando estos dos ingredientes están perfectamente alineados, es una combinación ganadora. Cómo conseguirlo, sin embargo, no es tan fácil como parece.
Tome mi ejemplo aquí. Las cinco bolas que van doblando a la izquierda muestran el camino de la pelota de mi putt, un verdadero desvío de derecha a izquierda que se acelera en picada en los últimos 80 centímetros más o menos. La pelota del medio es el vértice de la ruptura del camino de mi putt y, por lo tanto, es donde apunté (observe cómo mi cuerpo y la cara de mi putter están alineados hacia ese lugar). Aunque quiero que vaya la pelota al hoyo, he elegido el punto de vértice –el punto mas alto del camino de la bola- como un objetivo. (En mi mente, todos los putts, -incluso éste- son rectos.) Teniendo en cuenta la longitud de mi putt, juego el putt hacia la pelota del medio. A partir de ahí, la pelota se ralentiza y toma la forma de la pendiente, rompiendo con fuerza hacia la izquierda.
Como con cualquier putt con quiebre, el último tercio del camino se desviará mas a medida que la bola pierde fuerza y ​​toma la forma de la pendiente del green, por lo que cuando lea la pendiente, mantenga los últimos centímetros en mente.

Recuerde: hay dos factores principales que afectan a la ruptura de un putt: la pendiente del green y la fuerza con que golpea la pelota.
Por Rick Sessinghaus, PGA, Foto por Warren Keating

 

Tags: , ,

Deja tu comentario